En estas fechas de reuniones el momento del aperitivo es ya una tradición y en ESCID, la División de Suministros del Grupo Sifu, tuvieron la genial idea de maridar el vermut con diversos productos gastronómicos. El resultado se llama «Vermeet».

Se trata de packs perfectos para disfrutar de algo tan arraigado entre nosotros como es tomar el aperitivo con familiares, amigos, compañeros de trabajo, etc.

Punto de encuentro también con la discapacidad

En la elaboración de estas propuestas participa el equipo de ESCID, formado por seis personas con discapacidad, que tienen así una oportunidad laboral y que, por otra parte, permiten a las empresas cumplir con la legislación en materia de inclusión y discapacidad.

Y es que la División de Suministros de Grupo SIFU tiene como objetivos, además de promover la empleabilidad de este colectivo, ofrecer soluciones, saludables y sostenibles que aporte un valor social.

Y estas cajas para el reencuentro (tras los duros momentos de aislamiento que hemos atravesado) cumplen fielmente su cometido.

Aperitivos para todos los gustos

El catálogo cuenta con seis fórmulas de aperitivos diferentes.

Pack de aperitivos variados
El Vermeet de toda la vida. Foto: Grupo SIFU©

Para gustos, los colores; y para aperitivos, «Vermeet».

«El Vermeet de toda la vida», con los imprescindibles para cualquier aperitivo; «El Brindis con chocolate», para los más caprichosos; «El Bocado para los paladares selectos», una mezcla de dulces y salados; «El Meet más vermutero», para amantes de esta clásica tradición; “El Pecado más dulce», para los más golosos; y«El Favorito de los indecisos», donde prima la variedad.

¿Cómo surgió «Vermeet»?

A la hora de confeccionar estos mini menús de media mañana se tiene siempre presente el respeto por la alimentación sostenible, el género de cercanía y la producción familiar.

Como apunta Elisabet Palomo, directora nacional de Suministros de Grupo SIFU «recomendamos Vermeet porque se trata de packs creados con artículos de productores que atesoran unos valores como historia de empresa familiar, cercanía, calidad».

La idea de crear esta original fórmula de aperitivo fue cuando desde ESCID se percataron de que muchos pequeños productores, al irrumpir la pandemia, perdieron sus vías tradicionales de  distribución y comenzaron a acumular de productos perecederos.

Fue la solución perfecta para dar viabilidad a esos manjares y a su vez, introducir el bar en casa, puesto que nuestra social se había vito muy limitada.

Estamos a un paso de la Navidad. Fechas de reuniones, reencuentros y de momentos «Vermeet»; de modo vayan abriendo su cajita.

Arantza Ostolaza

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí