La reforma integral de las calles Concepción Arenal y Pilar Lorengar de Zaragoza (Aragón) crearán un espacio accesible de prioridad peatonal en la ciudad.

Conseguir hacer accesible e inclusiva la movilidad urbana es uno de los grandes retos a los que se enfrentan las ciudades españolas. Por ello, es necesario que se realice una mayor inversión económica para ir avanzando en esta materia. Un ejemplo de esto es el Ayuntamiento de Zaragoza.

Zaragoza mejora su movilidad urbana

El Consistorio aragonés ha sacado a licitación la reforma integral de las calles Concepción Arenal y Pilar Lorengar, dos vías paralelas situadas entre Tomás Bretón y Corona de Aragón en el distrito Universidad. El objetivo de las obras es «formar una manzana accesible de prioridad peatonal».

Para llevar a cabo este proceso de mejora en la movilidad urbana de la ciudad, el presupuesto destinado por parte del Ayuntamiento será de más de 700.000 euros: 359.689 para las obras de la calle Concepción Arenal y 359.726 euros para las de Pilar Lorengar.

Reforma de algunas calles de Zaragoza.
Reforma de algunas calles de Zaragoza. / © Ayuntamiento de Zaragoza

Patricia Cavero, consejera municipal de Infraestructuras y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza, explica: «Se van a remodelar simultáneamente para crear una manzana accesible y más saludable tanto para sus vecinos como para los estudiantes y familias de los centros educativos que hay en el entorno».

Calles totalmente accesibles: «Se eliminarán las barreras arquitectónicas y se ampliarán las aceras creando una plataforma única de prioridad peatonal»

Patricia Cavero, consejera municipal de Infraestructuras y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza

Además, Cavero añade: «Actualmente, las calles Pilar Lorengar y Concepción Arenas son estrechas, apenas tienen ocho metros de ancho, y con aceras de dimensiones reducidas sin ningún elemento vegetal».

Un espacio renovado

La intención del Ayuntamiento de Zaragoza es que las obras comiencen en el último trimestre de 2022 y tengan una duración estimada de cuatro meses. «A través de un diseño más amable, queremos favorecer que los niños y jóvenes puedan desplazarse a sus centros educativos andando o en bicicleta de una forma mucho más segura», apunta Cavero.

Mejorará el desplazamiento por esa zona de las personas con discapacidad o movilidad reducida

Igualmente, Cavero ha anunciado que «se van a introducir árboles de pequeño porte y varios parterres con plantas arbustivas que ayuden a mejorar la calidad ambiental de las dos calles y contribuyan a mitigar el efecto isla de calor». «También se colocarán algunos bancos que inviten a disfrutar del espacio y se renovará totalmente el alumbrado con tecnología led más eficiente, evitando la luz intrusa que penetra en las viviendas», concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí