El Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD) emite un comunicado dirigido a las administraciones públicas.

Los programas de respiro familiar están destinados para aquellas personas que ayudan a personas en situación de dependencia, personas mayores o personas con discapacidad y se desarrollan a través de entidades públicas, privadas y organizaciones no gubernamentales (ONG).

Normativa sobre estos programas

Es importante señalar también que se tramitan mediante los servicios municipales y están contemplados en la conocida como ‘Ley de Dependencia’ como «servicios que facilitan cuidados profesionales a personas en dependencia de cuya asistencia se encarga algún familiar». «Su objetivo último es que el cuidador no profesional pueda disponer de tiempo libre para su descanso, imprescindible cuando se desempeña ese rol», explica el CEDDD en un comunicado.

Una mujer más joven agarra la mano de una más mayor. / © Europa Press

De hecho, la entidad añade: «Estos programas de respiro familiar se plantean como una ayuda puntual en casos de sobrecarga o necesidad del cuidador tal y como se recoge en el artículo 25.3 de esta ley. El problema radica en que esta ayuda no llega a todas las personas que la solicitan».

Según el CEDDD, los principales motivos para que esto ocurra son los siguientes:

  • Las propias personas cuidadoras desarrollan sentimientos negativos de abandono y culpabilidad cuando piensan en acogerse a un programa de respiro familiar.
  • La municipalización de este servicio provoca que su tramitación sea diferente en función de cada territorio, dificultando su gestión y coartando su popularidad.
  • La alta ocupación de las residencias limita el crecimiento de las plazas de Respiro Familiar y, por tanto, su difusión.

Petición del CEDDD

Ante esta situación, el CEDDD emite un comunicado «dirigido a todos los niveles de las administraciones públicas» en el que alerta de «la sobrecarga que pueden sufrir las personas cuidadoras no profesionales este verano». Además, la entidad les insta «a facilitar y garantizar los programas de respiro familiar para quienes asisten a personas en situación de dependencia, personas mayores o personas con discapacidad».

«Se debe homogeneizar su gestión, evitando así desigualdades por cuestión de territorio, y hacer campañas de sensibilización para concienciar de la importancia del descanso tanto para la persona cuidadora como para la persona cuidada»

Comunicado del CEDDD

Por último, el CEDDD concluye: «Sin olvidar la calidad de vida de estos colectivos más vulnerables, se debe garantizar la cobertura de este servicio a todas las personas que lo necesiten, ya sea con la creación de nuevas plazas o a través de más conciertos con entidades privadas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí