La covid persistente ya afecta a más de la mitad de los sanitarios infectados

0

La infección de covid persistente o long covid dilata en periodos de semanas y meses y hasta años los síntomas del virus corona, presentándose a niños, adolescentes y adultos.

Actualmente, más de la mitad de los sanitarios de España infectados en algún momento de covid-19 sufre de los síntomas persistentes que caracterizan al covid persistente, habiendo registrados hasta seis de cada diez trabajadores de hospitales y centros de salud aquejados de esta dolencia, tras caer enfermos de la patología generada por el virus SARS-CoV-2; una tasa que, dicho sea de paso, llega a duplicar incluso la presentada por el conjunto del resto de españoles.

De héroes a pacientes

La nueva tasa del long covid entre los sanitarios del país la ha dado a conocer en rueda de prensa el sindicato CSIF, plasmándolo además en una encuesta realizada a sanitarios de toda la rama nacional, con motivo del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, efeméride que se celebrará el próximo jueves, 28 de abril de este 2022.

Se trata de un trabajo basado en la respuesta de 1.000 profesionales de la Sanidad, cuyos datos constatan la penitencia que muchos de ellos llevan pagando en moneda de cambio e infección del coronavirus, siendo que muchos, además, se exponen a sufrirlo durante el resto de su vida.

Según este sondeo, el 60 por ciento de sanitarios empleados en hospitales, consultas, centros de salud y residencias, han acabado infectándose con el virus durante su actividad laboral, generando así una tasa de contagio que duplica, y más, a la incidencia presentada al resto de los ciudadanos; una vulnerabilidad que responde, en gran parte, a la exposición diaria de estos trabajadores ante el Coronavirus, debiendo trabajar durante meses sin casi protección.

A estas alturas, y tras muchos estudios que lo avalan, ya se sabe que las mujeres son las que más perfil médico dan en los pacientes de covid persistente, una realidad que el estudio también retrata, revelando en ese sentido que el 82 por ciento de los positivos diagnosticados de covid-19 de entre todos los sanitarios notificados, pertenece a mujeres.

Matiza, además, que la mitad de ellas son enfermeras o auxiliares de enfermería repartidas en las plantas de hospitalización, urgencias y áreas de cuidados intensivos, compartiendo mayoritariamente una edad media que oscila entre los 50 años.

Otro dato que revela este estadístico del long covid entre los sanitarios vincula el alto riesgo que desde un principio corrió este grupo profesional con las tasas que ahora presentan con el covid persistente, llamado también de larga duración. La encuesta apunta, de hecho, que más de la mitad de los sanitarios que en el pasado enfermaron de coronavirus presentan ahora síntomas del persistente, habiendo pasado ya más de seis meses después del diagnóstico y de la superación de la fase aguda de la infección inicial.

Son pacientes que, en suma, siguen lidiando con complicaciones graves y periódicas, rasgo que identifica inequívocamente a la patología secundaria del long covid, enfermedad que desconcierta a médicos e investigadores, pues su origen sigue en el anonimato, así como por qué algunos infectados la desarrollan y otros no.

¿Cuáles son los síntomas del long covid que más padecen los sanitarios?

De entre los datos esclarecidos por la encuesta se refleja asimismo que los sanitarios triplican la tasa nacional de afectados por long covid, sobre todo al compararla con la incidencia estimada al resto de españoles, actualmente situada entre el 10 y el 15 por ciento de los positivos.

En este sentido y según desvela la encuesta, tanto el cansancio y la debilidad como el dolor de cabeza, el trastorno del sueño y el resto de las señales neurológicas son los síntomas persistentes que más se repiten entre los sanitarios, junto a la opresión en el pecho, el agotamiento muscular y los dolores articulares.

A ello se suman otros signos cuyas proporciones son menores —si bien igualmente altas— que se manifiestan igualmente entre los sanitarios del país; hablamos de la depresión, la ansiedad y los cuadros de estrés postraumáticos, así como de los problemas gastrointestinales, respiratorios y cardiovasculares de la talla de trombos, taquicardias y presión arterial alta.

Definitivamente sí, el covid persistente ha descargado una auténtica lluvia de graves daños entre este colectivo profesional, y así lo prueba el hecho de que el 46,2 por ciento de los sanitarios infectados aseguran haber tenido recaídas de la enfermedad.

Igualmente, uno de cada seis de los diagnosticados, es decir, el 17,2 por ciento, ha estado de baja laboral durante más de un año, según refleja la encuesta, debido, precisamente, a los efectos que han tenido en ellos el coronavirus.

Un peaje profesional pagado en recaídas sanitarias

Por todo esto, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) se ha dado a la tarea de denunciar la «desprotección y abandono» que sufren estos profesionales en manos del Gobierno y sus correspondientes autonomías; una dejadez que se incrementa al centrarse especialmente en quienes ya tienen un Covid Persistente crónico.

En este sentido, Fernando Hontangas, presidente del sector de Sanidad de CSIF, subraya los resultados de la encuesta, y afirma que tales datos ratifican que estos profesionales sufren «desprotección y el abandono», algo que tanto el Gobierno como los ejecutivos autonómicos perpetúan.

Así, pese a que el 54 por ciento de los afectados por covid-19 guarda síntomas compatibles con el long covid, únicamente el 57 por ciento de ellos han recibido un verdadero seguimiento de su estado de salud desde la esfera de las administraciones.

¿Y todo para qué? Para que solo el 49 por ciento de estos sanitarios recibiera finalmente una admisión de que sus positivos a SARS-CoV-2 eran, efectivamente, accidentes laborales o enfermedad profesional. Un logro que buena parte de ellos consiguió tras pleitear ante los tribunales, dicho sea de paso.

Por su parte, Encarna Abascal, secretaria nacional y responsable de Prevención del sindicato antes citado, ha hecho en anticipo una reclama directa a las autoridades, demandando que el long covid sea declarado enfermedad profesional de una vez por todas, en favor de los sanitarios.

Abascal cataloga de «alarmante» la situación con la que deben lidiar estos profesionales sanitarios; e igual de preocupante ve «el abandono por las administraciones de unos profesionales que se han jugado la vida y nos han cuidado durante toda la pandemia».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí