El ECDC elimina el uso de mascarilla en aviones y aeropuertos

0

Si hasta ahora el uso de la mascarilla en aviones y aeropuertos era obligatorio, la última actualización del ECDC y EASA cambia por completo esta imposición.

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), en colaboración con la Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea (EASA, también por sus siglas en inglés) ha señalado que la mascarilla constituye una de las mejores protecciones contra la transmisión del coronavirus. Pese a ello, ambas entidades han firmado por la eliminación del uso obligatorio de la mascarilla en los establecimientos de los aeropuertos y cuando uno esté a bordo de un vuelo, aprobando en cambio la consideración de este uso como una mera recomendación.

Los pasajeros podrán ir a cara descubierta tanto en aeropuertos como en el interior de los aviones de la UE

Esta nueva estipulación de la mascarilla en las zonas aéreas ha quedado plasmada en un documento de actualización sellado hoy mismo, dentro del marco de las medidas de seguridad sanitaria para los viajes aéreos. Una reconsideración que corresponde al Protocolo conjunto de Seguridad y Salud en la Aviación, dicho sea de paso, pues el texto tiene en cuenta las últimas huellas de la pandemia en el continente, así como la curva trazada por los niveles de vacunación y la inmunidad adquirida, fijándose además en el levantamiento de las restricciones contra el Covid-19 que un número creciente de países europeos han realizado en las últimas semanas.

Interior de un avión

Según EASA y el ECDC, este cambio relacionado con el uso de la mascarilla entrará en vigor a partir del próximo lunes, 16 de mayo de 2022. La norma además trae consigo otras recomendaciones paralelas, desde una relajación de las medidas más estrictas sobre las operaciones aéreas, hasta una implícita ayuda para aliviar la carga de la industria de los aviones, mientras se mantienen las medidas apropiadas.

«A partir de la próxima semana, las mascarillas ya no tendrán que ser obligatorias en los viajes aéreos en todos los casos, alineándose ampliamente con los requisitos cambiantes de las autoridades nacionales de toda Europa para el transporte público», hizo ver Patrick Ky, director ejecutivo de EASA.

«Para pasajeros y tripulaciones aéreas, este es un gran paso adelante en la normalización de los viajes aéreos. Sin embargo, los pasajeros deben comportarse de manera responsable y respetar las elecciones de los demás a su alrededor. Y un pasajero que está tosiendo y estornudando debería considerar seriamente usar una máscara facial, para tranquilidad de los que están sentados cerca».

Por su parte, Andrea Ammon, director del ECDC, afirmó que las actualizaciones realizadas en el Protocolo de Seguridad han permitido que los viajeros y el personal de aviación tengan un mejor conocimiento de los riesgos de transmisión del covid-19, así como de sus variantes.

«Si bien los riesgos persisten, hemos visto que las intervenciones no farmacéuticas y las vacunas han permitido que nuestras vidas comiencen a volver a la normalidad. Si bien ya no se recomienda el uso obligatorio de mascarillas en todas las situaciones, es importante tener en cuenta que, junto con el distanciamiento físico y una buena higiene de manos, es uno de los mejores métodos para reducir la transmisión».

¿Qué otras recomendaciones se han dictaminado en la nueva actualización?

Entre las líneas del nuevo informe sellado por ambas entidades se desprende, asimismo, que las reglas relacionadas con la mascarilla seguirán sujetas a la normativa y recomendación de cada aerolínea. Es el caso de aquellos vuelos que parten desde y hacia un destino donde aún sigue siendo obligatorio la mascarilla, siendo deber de la aerolínea fomentar este respeto a la normativa entre los pasajeros.

Se matiza, asimismo, que los viajeros vulnerables deberán llevar la mascarilla puesta en todo momento, independientemente de las reglas. La actuación de este Protocolo insta además a respetar el distanciamiento de seguridad entre personas, siempre que sea posible, especialmente en las áreas interiores del aeropuerto.

Ahora bien; el Protocolo conjunto de Seguridad y Salud en la Aviación también recomienda que los operadores aeroportuarios adopten un enfoque más pragmático sobre la distancia interpersonal. ¿Ejemplo?

Evitar imponer requisitos de distanciamiento en el viaje del pasajero cuando están conduciendo a un cuello de botella en otro lugar, y menos si dicha medida no es una exigencia nacional o regional en el país donde se encuentre el viajero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí