El melanoma dispara su incidencia en España con 7.474 nuevos casos para 2022

0
Ola de calor, imagen cortesía Unsplash.

El melanoma, ese cáncer que se origina en la piel cuando las células que le dan color crecen sin control, se asienta cada vez más en la salud de los españoles.

Según la infografía sobre ‘Melanoma cutáneo en España’, documento elaborado en equipo por REDECAN, la Red Española de Registros de Cáncer, y SEOM, la Sociedad Española de Oncología Médica, la incidencia de melanoma cutáneo está aumentando notablemente en el país.

Un documento sellado por ambas entidades que se ha visto realizado a raíz de aprobarse el convenio de colaboración firmado en 2018 por las dos compañías, siendo esta la primera de una serie que el grupo realizará a fin de concienciar a la población sobre la importancia de la prevención primaria en cáncer.

El cáncer multiplica los efectos nocivos de sus subtipos

Los datos de este informe recogen que en el periodo comprendido entre 2002 y 2022 la tasa de incidencia anual de esta patología se ha visto incrementada tanto en hombres como en mujeres, en un balance ajustado por edad y por cada 100.000 personas.

Más exactamente, hablamos de un progreso que en las mujeres ha pasado de 10,5 a 16,3 casos, es decir, un incremento anual del 2,5 por ciento; los hombres, por su parte, han registrado una evolución de 10,8 a 14,6 casos, lo que supone un disparo del 1,6 por ciento.

A ello se suman las estimaciones del conteo final del 2022, año que computará 7.474 nuevos casos de melanoma cutáneo, según las entidades arriba citadas; lo que supone una incidencia de 16 casos por cada 100.000 personas en este mismo periodo. Dicho de otro modo, se calcula que durante este periodo, 4.097 mujeres y 3.377 hombres recibirán un diagnóstico con esta patología, situando así al melanoma cutáneo como el noveno cáncer más frecuente en las mujeres y el undécimo en los hombres.

Respecto al rastro de mortalidad de esta enfermedad, los datos de tanto la SEOM como de REDECAN recogen que en 2020 se contabilizaron 1.079 defunciones por esta causa cancerígena, es decir, 2,3 por cada 100.000 personas/año; un pastel repartido en 655 casos entre los hombres y en 424 entre las mujeres. Unas tasas que, por cierto, posicionan al melanoma cutáneo como el 18º cáncer más mortal en ellas y el 21º en ellos.

¿Lo curioso? Que en los hombres la tasa de mortalidad por esta dolencia ha aumentado un 0,4 por ciento anual desde 2002 hasta 2020, según observaciones, mientras que en las mujeres la misma incidencia ha disminuido un 0,4 por ciento, siendo los mayores de 65 años quienes acumulan la cifra más alta de defunciones, hasta un 70 por ciento. ¿La buena noticia? Que la supervivencia de los pacientes con este tipo de cáncer ha aumentado entre 2008 y 2013 respecto al periodo 2002 a 2007, haciéndose extensible tanto en hombres como en mujeres.

Un logro de riesgo de reducción de desarrollo de esta enfermedad cancerígena que exige limitar la exposición directa a la luz solar, tal y como han recordado REDECAN y SEOM, así como usar siempre protección solar y evitar el uso de esos dispositivos de bronceado que en su funcionamiento emiten rayos ultravioleta.

Cabe decir, por último, que en la realización de esta infografía sobre el melanoma cutáneo también han participado activamente CIBERESP, el Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública; la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), así como la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

¿Qué es el melanoma?

Se trata de un tipo de cáncer de piel que se origina cuando los melanocitos, las células que dan a la piel su color bronceado o marrón, comienzan a crecer descontroladamente. Si no se descubre y se trata a tiempo, el melanoma puede convertirse en un peligro para la vida. Cabe señalar, asimismo, que el melanoma suele desarrollarse en cualquier parte de la piel, siendo más habitual en las piernas, en el caso de las mujeres, y en el pecho o espalda u otra zona del tronco, en el caso de los hombres. Otros sitios también comunes son el cuello y los hombros, las palmas de las manos, debajo de las uñas o en las plantas de los pies. Menos comunes (aunque no por ello imposibles) es el melanoma en ojos, boca, genitales y el área anal.

Así, hablar de melanoma es aludir a un tumor de piel muy presente en la sociedad, pese a que otros cancerígenos le superan a nivel de incidencia. Lo que muchos ignoran es que esta enfermedad es bastante más agresiva que otras englobadas en la categoría del cáncer, debido sobre todo a su mayor probabilidad de originar metástasis, tal y como señaló la SEOM en su Informe SEOM 2022.

Actualmente no existe cáncer sensible a la prevención, y el melanoma no es la excepción. Por ello se dice que Combatir el melanoma implica apostar por la fotoprotección, incidir en el autoexamen, enfatizar el cuidado de la piel y priorizar en el control dermatológico. Y es que la constante exposición a la radiación ultravioleta (UV) que tiende a derramar el sol representa por sí sola la principal causa de la aparición de este cancerígeno, igual que hacer un uso abusivo e inadecuado de otras fuentes artificiales.

¿Sabía que puede detectar el melanoma con el teléfono móvil?

Se trata de una aplicación que rastrea las manchas en la piel y analiza lunar a lunar el estado en que se encuentran, lanzando información sobre su ritmo de evolución, y detectando rápidamente posibles problemas de salud.

Tomando como punto de partida la tecnología de exploración espacial tan propia del sistema de aterrizaje de los rovers, España tiene previsto crear una aplicación capaz de mejorar la vida de las personas, valiéndose para ello del móvil y de la opción factible de detectar el melanoma a tiempo, presentando además funciones bastante cruciales para los médicos.

¿El objetivo? Fomentar en las personas el hábito de vigilar por cuenta propia los lunares y las pigmentaciones similares que tengan desperdigadas por el cuerpo, gracias a la ayuda de accesorios tan comunes como los teléfonos móviles y, a partir del análisis extraído, acudir al médico.

De hecho, esta nueva aplicación capaz de detectar el melanoma con el móvil no solo se limita a arrojar la oportunidad de recoger imágenes muy precisas, sino que también brinda a los pacientes ciertos conocimientos médicos que les ayudarán a valorar la información que refleja la instantánea que han tomado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí