El Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 logra un ajustado aprobado, por parte de las Comunidades Autónomas (CCAA), de su nuevo modelo de residencias.

Hace un mes les informábamos en Prensa Social de que el Gobierno no había conseguido llegar a un acuerdo con la mayoría de las CCAA para por en funcionamiento el nuevo modelo de residencias para personas mayores que plantea, denominado ‘Acreditación y Calidad de Centros y Servicios del SAAD’.

Además, incidíamos en la reticencia sobre este asunto por parte de los familiares de las personas mayores que viven en residencias, de los trabajadores de estos centros y de las patronales (Aeste, CEAPs, CEOMA y la Plataforma Estatal de Organizaciones de Familiares y Usuarios de Residencias).

El nuevo modelo de residencias obtiene el sí

Ahora, a pesar de todo lo mencionado anteriormente, el Ministerio liderado por Ione Belarra sí ha conseguido una mayoría a favor (10 CCAA apoyaron la iniciativa) de este nuevo modelo de residencias. Eso sí, con un resultado muy ajustado. El acuerdo anterior con los gobiernos territoriales sobre este asunto databa del año 2008.

Una mujer mayor en un residencia. / © Getty Images

El problema principal para que haya tenido que salir adelante en una segunda reunión y no a la primera es por cuestiones económicas. Y es que, tanto el presidente de Castilla-La Mancha (Emiliano García-Page) como algunas CCAA gobernadas por el PP, consideran insuficiente el dinero que piensa destinar el Gobierno.

Esta vez sí hay acuerdo y es de obligado cumplimiento: en un plazo máximo de nueve meses se deben aprobar las disposiciones necesarias

De hecho, en esta nueva votación hubo nueve CCAA que votaron en contra del nuevo modelo de residencias: todas las gobernadas por el PP (Andalucía, Castilla y León, Galicia, Madrid y Murcia), más Castilla La-Mancha, Ceuta, Catalunya y Euskadi (las dos últimas por motivos competenciales).

Cambios más destacados

Los cambios más reseñables que se van a llevar a cabo tras la aprobación de este nuevo modelo de residencias en España, son los siguientes:

  • Eliminación de las macroresidencias: propone espacios más ‘hogareños’; grupos de convivencia de 15 personas; más personal (aumento del ratio al 0,50 y un 80 por ciento indefinidos en 2029) y más habitaciones individuales (75 por ciento).
  • Fin de las sujeciones: físicas, mecánicas o farmacológicas (plazo de tres años).
  • Aboga por la atención domiciliaria: cada persona tendrá un plan personal de atención que recoja sus preferencias sobre cómo desea vivir.
  • Nueva construcción: máximo de 120 plazas en zonas urbanas y 75 en áreas rurales; y 65 por ciento de habitaciones individuales.

Declaraciones de Ione Belarra

«El modelo de residencias ha mostrado todos sus límites en la pandemia, pese a los enormes esfuerzos de los trabajadores. Por eso, me siento especialmente satisfecha de que hayamos logrado uno de los acuerdos más importantes de la legislatura», explica Belarra.

Las patronales consideran «inviable» este nuevo modelo «si no se restructura la financiación, ya que incrementará los costes por usuario»

Además, la ministra añade: «se ha necesitado mucho tiempo de negociación, pero finalmente hemos logrado un acuerdo importante para mejorar la calidad de las residencias y de todo el sistema de dependencia».

El Gobierno prevé la creación de más de 34.000 empleos tanto en residencias como centros de día públicos

Por último, desde el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 afirman que este nuevo modelo «sí podrá sufragarse económicamente». «Hemos ofrecido un plazo hasta 2030 para cumplir con todas las exigencias y se ha eximido a las residencias ya construidas de cumplir con todos los requisitos, salvo la reestructuración en unidades de convivencia de 15 personas, dotadas de un comedor y una sala de estar (al menos el 80 por ciento de las plazas), y las ratios de personal», concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí