Una nueva estrategia de salud mental que ve la luz con una cifra redonda de millones bajo el brazo, respaldada por el sí de Sanidad y las comunidades autónomas.

El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), conformado por las representaciones de las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad, selló su reunión del pasado miércoles con la aprobación, casi unánime, del Plan de Acción de Salud Mental 2022-2024, el cual también ha recibido 100 millones de euros como punto de partida económico para que salga adelante.

Luz verde a la visibilidad y defensa de la salud mental

Durante este 2022, este plan contará con 30 millones de euros recogidos en los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Y ya se ha establecido que el 80 por ciento de dicha cantidad se transferirá a las comunidades autónomas, dejando el restante 20 por ciento para el Ministerio.

Este plan es «un paso más», en palabras de Carolina Darias, ministra de Sanidad; una apuesta que «continúa la senda» de la Estrategia en Salud Mental, declaró En rueda de prensa tras la celebración del CISNS, haciendo referencia al otro plan aprobado en diciembre de 2021.

De hecho, la primera de las acciones contempladas en esta estrategia estatal por la salud mental ya se ha llevado a cabo, en forma de la activación del teléfono de atención al suicidio 024, que empezó a trabajar este mismo martes, recibiendo en torno a 1.000 llamadas en sus primeras 24 horas de apertura, según los datos facilitados por la ministra. Fueron personas que tuvieron atención directa durante 25 o 30 minutos, aproximadamente, detalló Darias, aunque algunas de ellas fueron derivadas al 112, teléfono que se gestiona por región y comunidad autónoma.

«Desde el primer día de funcionamiento se ha puesto en evidencia la necesidad e importancia de este recurso, que hay que seguir apoyando», destacó Darias.

Así, este Plan de Acción «pone a las personas con problemas de salud mental en el centro», aseguró la titular de Sanidad, agregando a continuación que «las consideramos sujetos de derecho y con participación en la toma de decisiones, y con un enfoque de género».

En sus declaraciones, Darias recordó asimismo que el Coronavirus ha «exacerbado» los problemas de salud mental, admitiendo eso sí que tal componente ya estaba muy presente entre la población española antes de que apareciese y se declarara la pandemia.

«De ahí la necesidad de fortalecer la atención de la salud mental identificando las necesidades más urgentes», hizo ver, «convirtiéndose en un pilar para las reformas del Sistema Nacional de Salud. La salud mental es una prioridad para el Gobierno», recalcó.

Un Plan de Acción que también contempla la formación de futuros sanitarios

De igual forma, la estrategia de Salud Mental que recientemente ha aprobado el CISNS también aborda la necesidad de más facultativos sanitarios en el país, certificando por ello la distribución, hasta 2023, de 10 millones de euros, tomados de los fondos europeos.

¿Con qué fin?

Para la formación de 90.000 profesionales sanitarios, aproximadamente, los cuales podrían cumplimentar unos 360.000 créditos en total y entre todos.

«El objetivo es incluir en los planes formativos de las CCAA acciones en formación en tecnología sanitaria, vigilancia en salud pública, seguridad del paciente, uso racional de los recursos o detección precoz en violencia de género», explicó al respecto Carolina Darias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí