¿Qué es el potasio?

Es la línea roja que delimita el buen o mal rendimiento de los músculos del cuerpo, encabezados por el corazón. Así, de la cantidad de concentración de este mineral dependerá en gran parte el funcionamiento del sistema interno, sin exagerar.

Presente en carnes y pescados, frutas y vegetales, el potasio es tan fundamental para el organismo que su carencia genera debilidad muscular, insomnio e irritabilidad, por no hablar de disritmias, y así lo apuntan desde la Fundación Española del Corazón.

Especialistas de nutrición como los expertos de COFA, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Alicante, aseguran que todos esos calambres o espasmos musculares que a veces atenaza al cuerpo se debe a la ausencia de potasio, generalmente; un déficit incentivado por la debilidad muscular y los trastornos del ritmo cardíaco, simple y llanamente.

Y es que el potasio es un mineral con carga eléctrica, básicamente, y así lo detalla esta entidad de expertos, como un electrolito hecho por y para el organismo.

«De hecho, el funcionamiento de los músculos, incluido el corazón, depende de la concentración de potasio», y así lo concretan. «Por eso, cualquier alteración puede dar lugar a complicaciones graves como cambios en el ritmo del corazón».

Por lo que sí, es importante, fundamental, de hecho, vigilar cuánta reserva de potasio tiene uno almacenado en su interior, y comprobar cómo el organismo lo está regulando fisiológicamente.

El potasio es un mineral que se expulsa por la orina, por norma general, o bien por el intestino; así, mientras este último elimina del cuerpo el diez por ciento del potasio interiorizado, el riñón es el que más activamente trabaja para esto, consiguiendo echar fuera hasta más del 90 por ciento. De ahí la importancia de controlar la cantidad ingerida, porque hay que contar con la escasa que no se evacúa.

Desde la Fundación Española del Corazón afirman, de hecho, que cualquier alimento que contenga un mínimo de 460 mg de potasio como ingrediente de su composición beneficia al organismo. La entidad apunta, asimismo, que no hay mejor estrategia para mantener unos buenos niveles de potasio como el mantener regularmente una dieta equilibrada, compuesta a base de carnes y pescados, frutas y vegetales, hígado y frutos secos, huevos y legumbres.

¿Pero cómo beneficia exactamente el potasio al sistema?

De cinco formas concretas, según consenso de profesionales. Así, aunque el potasio tiene diversas funciones, cobra aún más relevancia en el mantenimiento de la tensión arterial normal, mientras favorece la producción de proteínas, por un lado, y ayuda participativamente en los procesos de obtención de energía, por otra parte.

Su papel también es digno de mención a la hora de mantener el equilibrio ácido-base y el balance hídrico, sin olvidar que contribuye a la contractibilidad muscular y a la transmisión de impulsos nerviosos.

El potasio se debe ingerir tras haber practicado deporte, ya que consumirlo evita que después aparezcan calambres musculares.

Este, no solo está presente en los alimentos sino que se puede comprar en la farmacia en forma de pastillas o complementos de potasio. Existen cápsulas o sobres que se dispensan sin necesidad de receta —cabe aclarar— aunque lo más recomendable es pedir consejo al farmacéutico sobre este mineral de acuerdo con la edad del paciente.

Y es que el potasio se debe tomar en su justa medida. En este sentido, los especialistas matizan que es recomendable que los niños de 0 a 3 años ingieran 800 mg de potasio al día; 1.100 mg diarios tratándose de los pequeños de 4 a 6 años, mientras que los menores de entre 7 a 10 deberían ingerir 2.000 por jornada.

No es hasta los 11 años cuando deben empezar a tomar potasio en la misma dosis diaria recomendada a los adultos, es decir, 3.100 mg, aproximadamente; una proporción que también aconsejan a las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

¿Cuáles son los alimentos que contienen potasio y en qué medida se deben tomar cada uno de ellos?

Analizados en una cantidad de 100 gramos, y ordenados de mayor a menor según su índice de potasio almacenado, los expertos señalan que la soja en grano es el producto que más mineral potásico contiene, con hasta 1.700 miligramos en total, seguido de la leche de vaca en polvo desnatada y el tomate triturado en conserva, con 1.650 mg y 1.160 mg, respectivamente.

Tanto el pistacho como las judías secas almacenan unos mil cada una, 1.020 mg el primero y 1.000 mg las segundas. Por su parte, ingerir 100 gramos de ciruela seca equivale a 950 mg de potasio; y tomar la misma cantidad de perejil, garbanzos y lentejas suponen 800 mg, 797 mg y 790 mg, respectivamente.

Cierran la lista de los alimentos con más potasio el Aguacate, con 680 mg; los piñones y las nueces, con 600 mg; el arenque ahumado, con 520 mg; y las avellanas y el champiñón, cada una con 500 mg.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí