El primer bebé con viruela del mono se encuentra en Madrid

0

La viruela del mono no es una infección que solo se transmite por vía sexual. Basta ver al bebé madrileño que la sufre, y eso que apenas tiene 7 meses.

Decir que cada vez más se declaran nuevos casos de viruela del mono ha dejado de ser novedad (o casi). Lo que a muchos ha sorprendido, empero, es constatar cómo la infección se ha ido alejando del perfil clásico de afectados en esta nueva remesa del virus, llegando a contagiar a un bebé de apenas 7 meses de vida.

Un caso positivo que viene a reafirmar lo que las autoridades sanitarias de Europa llevan meses diciendo: que la enfermedad no es cosa solo de quienes practican sexo casual y sin protección, y que el perfil de contagio que señala a hombres que mantienen sexo con hombres en situaciones de alto riesgo es algo genérico y a grandes rasgos y no la regla de tres.

El virus del simio, también en bebés

Y es que la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid confirmó en la tarde de ayer un caso de monkeypox, más conocido como viruela del mono, en un bebé de 7 meses que ha contraído la enfermedad en su hogar. ¿De qué manera? Por contacto directo con sus padres, que también han dado positivo en la infección.

La buena noticia es que ninguno de los tres sufre la versión grave de este contagio por virus; de hecho, tanto el bebé como sus progenitores se encuentran en buenas condiciones clínicas, con el menor guardando aislamiento en el domicilio.

Según ha indicado Sanidad, se trata de un caso puntual cuya infección responde a la coincidencia de que lo han tenido primero los padres, de modo que la transmisión se ha producido durante los cuidados al pequeño.

Este nuevo caso de viruela del mono se suma a los restantes 1.577 confirmados hasta ahora por la consejería madrileña, que en su criba de la infección también ha descartado 403 sospechas.

En otro orden de novedades, esta semana, el Ministerio de Sanidad ha comenzado a administrar la vacuna prexposición frente a la viruela del mono, inyectándolo a personas de 18 a 45 años con prácticas sexuales de alto riesgo, que además cumplan con los criterios clínicos establecidos.

Una dosis que exige cita previa para su administración, eso sí; algo que se puede solicitar fácilmente a través de la web de la Comunidad de Madrid, la cual ha habilitado 50 huecos diarios que irán aumentando de número dependiendo de la demanda.

Por ahora, en toda España hay confirmados 3.125 casos de viruela del mono en total, según el último informe de Sanidad respecto a este virus, el cual refleja los datos recogidos por la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE) y procedentes de 16 comunidades autónomas, del total de 17 con las que cuenta el país.

80 naciones y más de 14.000 casos positivos

Por su parte, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado durante la jornada de ayer que de momento se han llegado a confirmar más de 14.000 casos de viruela del mono durante el nuevo brote del virus, repartidos en más de 80 países, ubicándose buena parte de ellos en Europa.

Así, mientras algunas regiones están asistiendo a una «tendencia a la baja» en la transmisión de la enfermedad, otros, en cambio, están viendo aumentados sus contagios, habiendo en la actualidad seis países que recientemente han notificado sus primeros casos.

En este sentido, el titular de la OMS ha subrayado la necesidad de que todos los países garanticen el acceso a las pruebas diagnósticas y a las vacunas a toda la población, incluidos los grupos que más riesgo corren de acabar infectándose, si realmente se quiere garantizar una adecuada protección a la sociedad. Y más cuando la importancia de informar sobre esta enfermedad ha quedado sobradamente probada.

«Continuamos trabajando con pacientes para crear y enviar información adecuada para las comunidades que están en mayor riesgo», recalcó el portavoz del organismo sanitario de la ONU.

Hoy mismo, de hecho, el Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional tiene previsto reunirse, a fin de analizar y estudiar los últimos datos y, con ellos sobre la mesa, determinar si el brote actual de la viruela del mono constituye, o no, una emergencia de salud pública de preocupación internacional.

«No obstante, e independientemente de lo que acuerde el Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional, la OMS seguirá haciendo todo lo posible para apoyar a los países a acabar con la transmisión y salvar vidas», puntualizó Tedros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí