Situada en sus inicios en el campo de la ciencia ficción, ha conseguido colarse en nuestras vidas y tiene un futuro apasionante. Hablamos de la Inteligencia Artificial (IA).

Para entendernos, la IA se refiere a los sistemas o las máquinas que reproducen la inteligencia humana para realizar labores y que tienen la capacidad de mejorar, de forma iterativa, a partir de la información que compilan. Es decir, aprenden y mejoran lo asimilado.

En nuestras mentes tenemos la idea de la Inteligencia Artificial nos llega con robots de aspecto humano de funcionamiento complicado que se apoderan del mundo. Nada más lejos de la realidad, la IA no pretende reemplazar a los humanos. Su objetivo es mejorar significativamente las capacidades y contribuciones humanas. Eso la convierte en un activo muy valioso.

La Inteligencia Artificial es la combinación de algoritmos diseñados con el propósito de crear máquinas que muestren las mismas capacidades que el ser humano. Una tecnología que todavía nos resulta lejana y misteriosa, pero que desde hace unos años está presente en nuestro día a día y a todas horas.

A saber, en la detección facial de los móviles, en los asistentes virtuales de voz como Siri de Apple, Alexa de Amazon o Cortana de Microsoft y está integrada en nuestros dispositivos cotidianos a través de bots (abreviatura de robots) o aplicaciones para móvil: un personal shopper en versión digital; para ayudarnos con el aprendizaje de idiomas; encontrar nuevo piso; o la emisión de ‘diagnósticos’ médicos.

El objetivo de todas ellas: hacer más cómoda la vida de los individuos. Son ingentes cantidades de datos y ventajas en el mundo de la comunicación, comercial y empresarial que la posicionan como la tecnología esencial del futuro donde estará formando parte de todos los sectores.

En este sentido, dentro de la IV edición del DigitalES Summit 2021, que se está celebrando en el Real Jardín Botánico de Madrid, hasta el próximo 9 de julio, “uno de los actos más importantes de nuestro país en el ámbito tecnológico”, como señaló la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Gobierno de España, Nadia Calviño, el consejero delegado de Huawei en España, Tony Jin Yong, defendió el “valor social” de la Inteligencia Artificial, más allá de su potencial como motor de desarrollo económico.

En un diálogo con el CEO de DFactory, Joan Parra, el responsable de la tecnológica china explicó varios proyectos que ha desarrollado su compañía en España con IA.

Joan Parra, CEO de DFactory, junto a Tony Jin Yong, consejero delegado de Huawei en España durante el congreso de DigitalES Summit 2021

Entre ellos, la aplicación de móvil gratuita StorySing, que traduce libros a las principales lenguas de signos. Es la primera plataforma de alfabetización del mundo para niños sordos. Aprender a leer puede resultar dificultoso para cualquier niño, pero, para aquellos que padecen una discapacidad auditiva grave o profunda, puede suponer un desafío angustioso.

Se trata de una tecnología, dicen los responsables de la compañía, que puede “ayudar a acercar la lectura a 32 millones de niños sordos de todo el mundo y a adentrarlos en un universo lleno de fantasía, curiosidad y creatividad”. Gracias al poder de la IA y a la realidad aumentada, StorySign da vida a estos libros y ayuda a los niños sordos a disfrutar de los cuentos, como lo hacen todos los niños. 

También ha lanzado en colaboración con la startup aragonesa DIVE Medical una iniciativa para el diagnóstico temprano de discapacidad visual gracias a la Inteligencia Artificial. La startup es el resultado de la combinación del dispositivo portátil ‘DIVE Vision AI Screener’, desarrollado por el grupo de investigación en Visión, Imagen y Neurodesarrollo del IIS Aragón, el instituto I3A de la Universidad de Zaragoza, junto a la startup ‘DIVE Medical’, y el smartphone Huawei P30 Pro.

La integración de estos dispositivos permite detectar de forma rápida la probabilidad de que un niño presente problemas visuales desde los 6 meses de edad a través de un examen visual que pueden realizar equipos sin formación especializada en oftalmología. De esta forma, el paciente puede ser derivado al especialista solo en caso necesario.

Exploración con DIVE

Según Tony Jin, la IA es “una tecnología imparable, que ofrece más ventajas que incertidumbres” y su compañía va a seguir introduciéndola en su cartera social y de negocio con una apuesta decidida, como dijo que ya está haciendo también para mejorar la reducción de emisiones contaminantes.

El gigante asiático invirtió el año pasado 20 millones de euros en investigación y desarrollo en España y va a seguir confiando en este país “número uno” en este terreno, indicó el directivo de Huawei, que también se refirió a la colaboración que tienen en ejecución con DFactory, que pretende posicionar Barcelona como el centro de la innovación 4.0 del Sur de Europa  y cuyo objetivo es el fomento y el desarrollo de esta industria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí