El virus corona incrementa un 30% sus casos a escala global

0
Últimas noticias virus corona
Últimas noticias virus corona

Está claro que el verano, el buen tiempo, el ir sin mascarilla y las ganas de salir a turistear ayudan a que el virus corona se propague a los cuatro vientos.

Durante los últimos 15 días, la incidencia del virus corona se ha visto incrementada un 30 por ciento en todo el mundo, tal y como ha advertido este miércoles en rueda de prensa Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Covid-19 marca en semáforo rojo su tercer verano de presencia

Un aumento de casos que responde sobre todo a los sublinajes de Ómicron BA.4 y BA.5 de la Covid-19, en opinión de Ghebreyesus, entre otros motivos, así como a la drástica reducción de las pruebas diagnósticas, que ahora se realizan mucho menos; tampoco ayuda el hecho de que no se están suministrando con «suficiente antelación» aquellos tratamientos que evitan un agravamiento de la enfermedad.

Asimismo, el líder del organismo sanitario de la ONU ha reconocido que la protección de las vacunas está disminuyendo conforme el virus corona va evolucionando, si bien los sueros siguen siendo «eficaces» para prevenir la enfermedad grave y la muerte.

En este sentido, puede decirse que el SARS-CoV-2 nunca ha disimulado su capacidad para «simular» los anticuerpos de las vacunas que buscan quitarle dureza y efectividad a su infección. Una habilidad que aun ahora está aumentando, incluso, debido seguramente al largo tiempo que separa la aparición de una variante de otra, según afirman los expertos, con cepas bastante diferentes entre sí, incluso las que derivan de Ómicron.

Esto implica llanamente una mayor dificultad para frenar las infecciones, lo que a su vez se traduce en una mayor transmisibilidad de los virus que van surgiendo, por un lado, así como un incremento en el número de personas que recaen en la enfermedad; pese a todo, los facultativos sostienen que las vacunas todavía siguen representando una protección sólida.

Por ello y durante su campaña de contención contra la expansión del covid-19, Ghebreyesus ha abogado por administrar las dosis de refuerzo a la población más vulnerable, desde las personas mayores hasta los pacientes crónicos, sin olvidar revacunar a los inmunodeprimidos y a los profesionales sanitarios.

«Cada oleada de contagios deja a más personas con Covid-19 prolongado, lo que supone un reto para los sistemas sanitarios, económicos y sociales», aseguró el titular de la OMS.

Una situación que ha incitado a Ghebreyesus ha abogar por garantizar la vacunación a toda la población, refiriéndose a todos los países, pidiendo a su vez que aumente el acceso de las personas a aquellos tratamientos que han demostrado más eficacia.

Usar medidas de salud pública para evitar los contagios también ha estado en la lista de recomendaciones del portavoz jefe del organismo, como el uso de mascarillas en espacios interiores mal ventilados o en sitios con mucha gente, a fin de lograr evitar que el virus corona continúe incrementando sus casos por el mundo.

Una apuesta que se ha hecho extensible a la importancia de acelerar la investigación de tratamientos y ensayos clínicos, tal y como ha sostenido Ghebreyesus, en relación con el firme propósito de la autoridad sanitaria por desarrollar nuevas herramientas de lucha contra el Covid-19 y hacerlo de un modo más rápido, además.

Una postura que concuerda con la línea de pensamientos del gerente de incidencias de la OMS, Abdi Mahamud, quien ha manifestado en tono tajante que:

«La pandemia no se ha acabado y el coronavirus tiene todavía mucho que hacer y puede causar estragos. Hay que usar mascarillas y evitar lugares con muchas personas. Hay que ser solidarios y proteger a personas más vulnerables; es un acto de amor y de solidaridad».

La aportación de una nueva variante

Entre tanto, el virus corona sigue cambiando y lanzando a la vanguardia de su campo de batalla nuevas mutaciones que convierten al covid-19 en una infección aún más contagiosa de lo que ya aparentaba con la variante BA.5.

Claro ejemplo de ello es su nueva variante Ómicron BA.2.75, que se ha identificado como una nueva cara de la enfermedad, haciendo alarde además de una capacidad aún mayor de atravesar la barrera de anticuerpos creada por las infecciones previas y los compuestos químicos inyectables, según los estudios realizados por epidemiólogos y genetistas que rastrean el desarrollo del SARS-CoV-2.

Como su nombre bien indica, se trata de una su variante que deriva de BA.2, y acumula una potencia malagüera que bien podría alzarla a la categoría de preocupante, incitando con ello a ser monitorizada de cerca por las autoridades sanitarias correspondientes.

Por ahora, la mejor noticia de esta su variante es que hay muy pocos casos confirmados con esta hija de una cepa, recopilando eso sí un grupo más grande en la India; y pese a todo, Ómicron BA.2.75 ya se ha hecho en poco tiempo con un mapa muy disperso de su presencia a nivel mundial, desde Australia y Canadá hasta Alemania y Reino Unido, pasando por Nueva Zelanda. ¿El único alivio, de momento?

Que en su propagación geográfica solo ha demostrado una secuencia, lo que es una buena noticia porque permite descartar errores de secuenciación.

Un disparo de casos actuales de personas con el virus corona que sitúa a España al borde de activar el semáforo Covid, tras sumar 71.818 nuevos casos positivos y 148 muertes por esta causa infecciosa; unos datos que también reflejan que la incidencia entre el colectivo de las personas mayores ha crecido 139 puntos, hasta detenerse actualmente en 1.135.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí