Elisenda Stone, la roca de la tele

0

Ser la pareja de Jordi Hurtado nos invita a todos a pensar en la longevidad, si bien esta nos ronda a partir de la quinta década de la vida, querida mía; dicen los que saben tanto: Elisenda Stone, la roca de la tele.

Volver a la tele, al lugar en donde todos te reconocimos, es detener esos instantes en donde aprendimos a volar sin querer. 

Tanto correr para alcanzar la mayoría de edad que cuando hemos aterrizado pensamos en ese tiempo de cerezas que necesariamente fue mejor.

Prensa Social: Elisenda, ¿cómo estás tras estos años pavorosos?

Elisenda Roca: Ha sido duro para todos pero creo que he salido más fuerte. Mi trabajo exige estar horas y horas frente al ordenador, escribiendo artículos y cuentos y novelas para niños y jóvenes. Así que el confinamiento no me resultó tan duro como para aquellos que trabajan fuera cada día. Con todo, vi sufrir a los jóvenes de casa. El virus les robó un año de su adolescencia. 

P.S.: ¿Qué te hace pensar que los que saben (una vez más) de tele pública te hayan ofrecido regresar?

E.R.: ¡Fue una grata sorpresa! Cuando me llamó Sergi Schaaff proponiéndome relevar al gran Juanjo Cardenal no lo dudé ni un segundo. Me pareció un buen giro introducir una voz de mujer y conocida por los espectadores de La 2. Mi querido Juanjo se jubilaba y formar parte de este veterano y admirado programa era un regalo y a la vez una gran responsabilidad. Afortunadamente, el equipo funciona como un reloj, Juanjo me dio las instrucciones necesarias y con Jordi Hurtado nos compenetramos desde el primer momento.  

P.S.: ¿Sigues en las ondas con Carles Mesa en No es un día cualquiera, verdad?

E.R.: Formo parte del equipo de Carles desde Gente Despierta. Además, hemos vivido juntos varios programas especiales de Fin de Año en Radio Nacional. La mayoría de los colaboradores del programa nocturno seguimos con él en No es un día cualquiera los fines de semana. Y la familia ha crecido con nuevas incorporaciones. Trabajar junto a un gran profesional como Carles Mesa es muy fácil: es riguroso, con sentido del humor, inteligente y empático. Así que ¡larga vida a NEUDC (No es un día cualquiera)!

P.S.: ¿Radio o tele?

E.R.:Radio, y tele en la sombra, acompañando con mi voz a Jordi.

P.S.: Dices de ti que tu llave abre menos puertas, según he leído, pero la voz la tienes abierta. Eso, dicho hoy suena muy fuerte, ¿no?

E.R.: No, no… (ríe). Eso es lo que siempre les cuentos a los niñas y niñas lectores en mis encuentros con ellos para hablar de uno de mis libros. De pequeños, todos tenemos llaves que abren todas las puertas. Podemos aspirar a ser astronautas, maestros, deportistas de élite, artistas, mecánicos…

A medida que nos hacemos mayores, perdemos llaves, ya no podemos abrir todas las puertas. A mi edad, ya no puedo ser astronauta ni deportista de élite, por ejemplo. Así que le digo que la escuela es donde deben entrenarse para aprender mucho y ser lo que quieran ser. La historia de la llaves la he contado en el álbum que he publicado ahora en octubre “¡Cumplo 6 años! La aventura de Sara y las seis pequeñas hadas”, publicado por Estrella Polar y con maravillosas ilustraciones de Gaur.

Por eso dije que mi voz sigue en forma. Mi llave sigue abriendo esta puerta.

Cuento de Elisenda Roca

P.S.: ¿Qué crees acerca de esta nueva corriente que habla de nosotros, los mayores, como si fuéramos objetos de un museo?

E.R.: Es un error. Los mayores somos un referente que la juventud debe escuchar, somos la voz de la experiencia. Y los mayores también debemos estar cerca de ellos. Unos y otros nos enriquecemos juntos.

P.S.: Salir de Cifras y Letras hace 27 años qué supuso para ti. Sales de ser famosa a ser,,, el título te lo ponen los otros. ¿Creen las jóvenes aspirantes a este oficio, no?

E.R.: Cuando desapareces de la tele nacional parece que desapareces del mapa. Y no es así. Hace 25 años, después de Cifras y letras, presenté un show nocturno en TV3; dirigí y presenté un programa de tarde y después uno de fin de semana en COM Radio. He colaborado escribiendo en el diari ARA y en la revista Descobrir. ¡Ah! Y lo más importante de todo en mi vida: fui mamá.

P.S.: Saber y ganar se mantiene en la parrilla. No vamos a citar cómo se mantiene Hurtado, que ya hay bastantes gags…¿Cuál es la fórmula?

E.R.: Es un excelente programa. Los espectadores pueden jugar desde casa, las pruebas son ingeniosas, las preguntas de conocimiento general son muy buenas porque detrás hay un magnífico equipo de guionistas y Jordi es un presentador con carisma.

P.S.: ¿Cómo son los concursantes en verdad?

E.R.:¡Preparadísimos! Los hay extrovertidos y los hay tímidos, serios y divertidos, hay de todo. Pero Saber y ganar sigue siendo la cantera de concursantes para otros concursos. Desde casa parece fácil concursar, pero una vez estás en plató a menudo te vencen los nervios. Puedo asegurarte que el equipo de cásting escoge a concursantes estupendos. Ahora en los programas especiales “Hacia los 25” regresan veteranos que nos cuentan su experiencia y uno de los magníficos, Jero, no contaba que en el primer programa se mantuvo a cero hasta que remontó. ¡Después consiguió estar en el atril 100 programas! En plató, se establece una buena relación y nos reímos mucho.

P.S.: ¿Existe edadismo en la tele o somos nosotras las que consideramos que ya no estamos en el candelero? ¿Somos invisibles?

E.R.:El edadismo se aplica solo a las mujeres y en la mirada de los otros, no en la nuestra. Naturalmente, es un error que hay que subsanar.

P.S.: Cuéntame cuál es tu actividad como teatrera, querida compañera.

E.R.:Mi último espectáculo “¡Hip, hop big!” con la actriz Mónica Glaenzel,  y con actores y actrices bailarines de 8 a 19 años de la Compañía Soul Empire y con dirección coreográfica de Gina De Haro, lo estrené en enero de 2020. Era un espectáculo musical infantil que se estrenó con lleno absoluto en el Teatro Romea. Pero llegó la pandemia y la gira se suspendió, como pasó con toda la actividad cultural. Con todo.

P.S.: Fuera de Madrid existe una España que nadie reconoce pero es la auténtica. ¿Crees que esas personas de la España vaciada alguna vez saldrán a la luz como los verdaderos motores de lo nuestro?

E.R.:No hace falta ir a la denominada España vaciada. Todo lo que ocurre fuera de Madrid, no existe para los informativos ni para los programas, en general, salvo honrosas excepciones.

P.S.: Ciertamente… Hablemos de las redes. ¿Qué cree que hay detrás de todos esos perfiles?

E.R.:No me interesan los perfiles con seudónimos. En las redes hay que dar la cara. Hay mucho odiador profesional. Bloquear o silenciar es lo más sano.

P.S.: ¿Qué le ha pasado al periodismo en general y a la tele en particular?

E.R.:No hay espacio suficiente para responderte. Pero lo resumiré con esto: a todo se le llama periodismo y no lo es. En general, no nos informan, nos entretienen.

P.S.: ¿Tenemos igualdad en este oficio o sigue siendo más de lo mismo?

E.R.: Falta mucho camino para llegar a la igualdad, desgraciadamente.

P.S.: ¿Qué pasa con esta profesión, o soy yo que veo cuñaos por todas partes? En este oficio ya caben todos, ¿no te parece?

E.R.:El problema es que nuestra profesión se ha desvirtuado.

P.S.: Cuéntame algo para mis lectores con discapacidad, dependientes y mayores, ¿qué les recomiendas?

E.R.: Que nunca se rindan, que lean, que disfruten de la vida y que jueguen con nosotros a Saber y ganar.

P.S.: Muchas gracias, compañera. Sabias palabras.

Jordi Hurtado, compañero de Elisenda Roca en Saber y ganar.

Elisenda Roca es la referencia de la tele pero los que la seguimos desde entonces hemos visto como esta mujer todoterreno, lo mismo escribe cuentos, dirige obras teatrales o sabe analizar cada programa de televisión con la minuciosidad del que sabe de lo que habla; la sabiduría en persona, esa que suena y resuena cada vez que llega a nosotros. Una profesional como la copa de un pino, señoras y señores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí