España sigue aumentando las tasas de paro y las segmenta en dos: una, la referida a las personas con discapacidad que asciende a un 21,4% en el año 22 frente al 12,8% de las personas que no tienen esta condición. El buen dato es que ha bajado 1,1 punto respecto al año anterior.

Lo más destacable del colectivo de personas con discapacidad es su baja participación en el mercado laboral.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) revela los datos del año pasado en un informe en donde consta que el número ascendía a un millón novecientas cuarenta y una mil novecientas persoasn con discapacidad en edad de trabajar de los cuales el 35,3% era población activa en el mercado laboral.

Este estudio se ha elaborado con personas cuya franja de edad oscila entre los 16 y los 64 años con discapacidad que aún residen en la vivienda familiar. El número de personas activas aumentó a un 4% respecto al año 21 mientras que los parados bajaron un 2,5%.

La tasa de empleo de las personas con discapacidad fue del 27,8% (del 68,1% para las personas sin discapacidad), on un aumento de 0,9 puntos respecto a 2021. El 90,4% de los ocupados eran asalariados y, de estos, el 77,8% tenía contrato indefinido.

En 2022 había 146.400 parados con discapacidad, un 2,5% menos que en el año anterior; y la población parada sin discapacidad se redujo un 12,4%.

Las mayores tasas de actividad del colectivo de personas con discapacidad en 2022 se dieron en La Rioja (44,5%), País Vasco (43,2%) y Comunidad de Madrid (43,1%) y las menores se registraron en Canarias (26,6%), Andalucía (29,7%) y Galicia (29,9%).

En la población parada con discapacidad había mayor porcentaje de hombres, de 45 a 64 años y de desempleados con estudios primarios y secundarios que en los parados sin discapacidad. Por el contrario, había menor representación de parados con estudios superiores y de personas de 16 a 44 años.

Fuente: EP/INE

La tasa de empleo fue del 27,8%, más de 40,3 puntos menor que la de las personas sin discapacidad. Dicha tasa aumentó 0,9 puntos respecto a 2021.

la tasa de paro superó en 8,6 puntos a la de la población sin discapacidad (21,4%, frente a 12,8%). Respecto al año 2021, la tasa de paro disminuyó en 1,1 puntos mientras que en las personas sin discapacidad bajó 1,9 puntos.

Hay que señalar que en 2022 la tasa de paro de las mujeres con discapacidad fue inferior a la de los hombres en más de un punto. 

La mayoría de los trabajadores con discapacidad en 2022 eran asalariados, tenían contrato indefinido, jornada completa y desempeñaban su actividad en el sector Servicios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí