La Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) publica la ‘Encuesta sobre Salud Integral y Mujeres Sordas’, que revela datos muy preocupantes.

Los resultados de la ‘Encuesta sobre Salud Integral y Mujeres Sordas’, elaborada por el área de Igualdad de Género de la CNSE en colaboración con las federaciones autonómicas que conforman su red asociativa, han sido obtenidos de una muestra de 151 mujeres sordas de entre 18 y 65 años con distintas situaciones socioeconómicas.

Encuesta CNSE: miedo a ir al médico

Uno de los datos más reveladores y preocupantes que se pueden extraer de este documento es que un 15 por ciento de las personas encuestadas «ha mostrado su determinación de no acudir al médico alegando como razón principal la dificultad que encuentran en la comunicación con su doctor».

«Esta encuesta revela una dejación de las necesidades de este colectivo en lo que a atención sanitaria se refiere, y evidencia cómo afecta al cuidado de su salud el hecho de ser mujeres y de ser personas sordas»

Comunicado CNSE

Además, un 20 por ciento del total también «ha declarado sentirse nerviosa y angustiada ante este tipo de situación». Esto se debe a que «sigue existiendo falta de accesibilidad de los servicios sanitarios, hay ausencia de Lengua de Signos y subtitulado en las campañas informativas y de prevención de la salud, y permanece el desconocimiento del personal acerca de la comunidad sorda y su diversidad».

Declaraciones institucionales

Esta falta de accesibilidad, según denuncian las personas encuestadas, se puede sufrir desde la sala de espera: se apuesta por la instalación de pantallas que avisan de forma visual en detrimento de la megafonía.

«nos preocupa que, al no poder acceder en condiciones de igualdad a la atención sanitaria, se ponga en peligro su salud, su vida, o la de un ser querido a su cargo»

Concha Díaz, presidenta de la CNSE

Además, Díaz ha querido enfatizar la importancia de contar en todo momento tanto con intérpretes como con mediadores en centros de salud y hospitales, así como que los profesionales sanitarios sepan cómo comunicarse con las personas sordas: «no se nos puede excluir del ejercicio de un derecho fundamental como es el derecho a la salud».

Ser mujer, una dificultad añadida

Esta encuesta, que se puede descargar de manera gratuita, también refleja que ser mujer es una barrera más de discriminación en este ámbito. De hecho, al ser preguntadas sobre los trastornos relacionados con la salud femenina (menopausia, dolores menstruales, bultos en el pecho, fatiga emocional, entre otros) «un 41 por ciento ha manifestado que no se las atiende adecuadamente, y en casi la mitad de los casos, no se sienten escuchadas y vuelven a casa sin solucionar su problema».

Una mujer sorda está siendo atendida en el médico.
Una mujer sorda está siendo atendida en el médico. / © CNSE

Además, algunas de las encuestadas afirman que existe «violencia obstétrica, abandono de su salud mental y falta de información preventiva». Es más, un 35 por ciento de las personas afirma «no conocer las campañas de salud de los organismos públicos por falta de accesibilidad».

«Estas campañas de información y prevención deben incorporar Lengua de Signos y subtitulado para que las mujeres sordas puedan ser partícipes de ellas»

Concha Díaz, presidenta de la CNSE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí