CONFESQ y COCEMFE han solicitado a la Seguridad Social la inclusión de once enfermedades nuevas para poder acceder a la jubilación anticipada de personas con un grado de discapacidad del 45% o superior. Por ello, para asegurar la objetividad del proceso, se solicitará la creación de una comisión técnica que evalúe y proponga la inclusión de estas nuevas enfermedades en la lista

Éstas son: Fibromialgia, encefalomielitis miálgica, Parkinson, lupus eritematoso sistémico, artritis reumatoide, espina bífida, enfermedad de Steinert, enfermedad de Huntington, enfermedad de Andrade, inmunodeficiencias primarias y esclerodermia

La jubilación anticipada es una medida que permite estabilizar la calidad de vida y la situación económica de quienes se ven obligados a retirarse antes de la edad correspondiente para la jubilación debido a las consecuencias derivadas de los trastornos y síntomas que les producen dolor crónico y cansancio extremo entre otras cuestiones.

En ese sentido, los trabajadores evitarán posibles litigios con la Administración y con ello se garantizarán los derechos adquiridos por los trabajadores.

Según lo establecido, aquellos trabajadores con una discapacidad del 45% o superior, que hayan cotizado durante al menos cinco años con dicha discapacidad reconocida, pueden acceder a la jubilación anticipada.  No obstante, la edad ordinaria de jubilación puede ser reducida mediante coeficientes reductores para aquellos con una discapacidad del 65% o superior, o del 45% o superior en casos específicos regulados, demostrando una reducción significativa en la esperanza de vida.

En cuanto a la edad para la jubilación anticipada de las personas con discapacidad, esta varía en función del grado de la misma:

Aquellos con un grado de discapacidad del 45% o más pueden acceder a partir de los 56 años.

Los que tienen un grado de discapacidad del 65% o más pueden acceder a partir de los 52 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí