Un año más España se sitúa a la cabeza de los países de la Unión Europea en deuda y déficit públicos. En el 22 se cerró el Producto Interior Bruto (PIB) con un déficit del 4,8% lo que supone que España es la quinta potencia con mayor desfase presupuestario del bloque, según los datos publicados por Eurostat, solo por detrás de Italia, Rumanía, Hungría y Malta.

Es importante señalar que en el cuarto trimestre de 2022, el déficit público total de la Eurozona se mantuvo en el 4,7% y en el 4,5% en la UE. Algunos países europeos registraron superávit, entre ellos Dinamarca (3,3%), Chipre (2,1%) e Irlanda (1,6%). Respecto a las cuentas saneadas, los países punteros fueron: Estonia (18,4%), Bulgaria (22,9%), Luxemburgo (24,6%) y Dinamarca (30,1%).

En cuanto al dato positivo, ha mejorado 2,1 puntos respecto al año anterior. Hasta la primavera de 2024 las medidas fiscales impuestas desde la Comisión Europea seguirán activas y será entonces cuando se reabran procedimientos contra aquellos Estados miembros que tengan un déficit excesivo.

Respecto a la deuda pública de la eurozona se redujo levemente al 91,6% en el cuarto trimestre del año, en comparación con el 93% que registró el trimestre anterior. Los mayores ratios de deuda se concentraron en Grecia, donde se elevó hasta un 171,3% de su PIB, Italia (144,4%), Portugal (113,9%) y España (113,2%). Por tanto, el dato a nivel nacional supone una leve reducción de la deuda española, que cerró 2021 en el 118,3%.

Para entonces, España tendrá que estar preparada para presentar un programa de estabilidad de modo que la deuda sea contenida y por ende el déficit que tendrá que ser por debajo del 3% y el 60% de su PIB respectivamente.

La situación económica a punto de comenzar el quinto mes del año 23 no parece resolverse con las políticas que actualmente se están llevando a cabo. La economía no remonta y los colectivos vulnerables se ven expuestos a esta demoledora situación fruto de una mala práxis a lo largo de estos cuatro últimos años. Si bien la covid-19 y la guerra de Ucrania no han ayudado, muchos países de la Unión han visto fortalecida su economía y han repuntado airosamente. Una vez más, las personas mayores, pensionistas, personas dependientes, con discapacidad, jóvenes de todas las capas sociales se ven tratando de emerger de una economía insostenible por la inflación y los altos precios de los productos de primera necesidad.

Es tiempo preelectoral. Estaremos atentos a las políticas que van a dinamizar el Estado del bienestar, dicen.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí