Ha sido el último informe del ECCMID el primero en documentar la reinfección por Covid-19 más rápida del mundo en la historia de la pandemia del coronavirus.

Se trata de una sanitaria española de 31 años que, en apenas 20 días, se infectó primero con la variante Delta y posteriormente con la cepa de Ómicron, viendo pasar menos de tres semanas entre contagio y contagio. Ello la ha convertido en la persona que menos tiempo ha tardado en sufrir una reinfección de Covid-19 en todo el mundo, con 20 días a cuestas en total.

Porque haber superado el coronavirus y estar vacunado no es garantía de no volver a recaer

La voz de alarma, emitida en forma de dato curioso, lo ha difundido anticipadamente uno de los informes que se desglosarán en el próximo Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID 22, por sus siglas en inglés), propuesto a celebrarse entre el 23 y 26 de abril de este 2022, en Lisboa, Portugal.

En dicho registro se recoge que la española fue asintomática en su primera miasma con el virus SARS-CoV-2, y que contaba con la pauta completa de Pfizer, más una dosis de refuerzo administrada con Moderna, inyectada 12 días antes del segundo positivo.

Pese a ello, acabó sufriendo una reinfección por Covid-19; primero contagiándose con la variante Delta unos días antes de las pasadas Navidades, y más tarde, en enero de este mismo 2022, transcurridos apenas 20 días, infectándose con Ómicron, sufriendo en esta ocasión mucha tos y fiebre y malestar general.

¿Por qué resulta llamativa esta reinfección por covid-19?

El dato es sorprendente porque, según contabiliza este informe, la reinfección por covid-19 más rápida de la que se tenía noticia hasta ahora contabiliza diferentes casos de 30 días como mínimo, y no de 20. Algo que ha empujado a Gemma Recio a señalar, en calidad de una de las autoras principales del estudio e investigadora del Institut Català de la Salut, en Tarragona, que:

«Este caso destaca el potencial de la variante Ómicron para evadir la inmunidad previa adquirida ya sea por una infección natural con otras variantes o por vacunas. En otras palabras, las personas que han tenido COVID-19 no pueden asumir que están protegidas contra la reinfección, incluso si han sido vacunadas por completo». Datos que vienen a demostrar que la reinfección por Covid-19 puede ocurrir antes de lo que se esperaba.

En este sentido, el último informe disponible publicado por el Instituto Carlos III, sellado hasta el 30 de marzo, documenta que en España se han contabilizado 161.441 reinfecciones por Coronavirus, si bien solo se han llegado a confirmar el 1,2 por ciento de ellos; es decir, solo 1.993 en total. Un índice que no hace sino confirmar entre líneas que el número real de reinfecciones es mucho, muchísimo mayor.

«Sin embargo, tanto la infección previa con otras variantes como la vacunación parecen proteger parcialmente contra la enfermedad grave y la hospitalización en personas con Ómicron», ha explicado la facultativa. «Este caso también subraya la necesidad de hacer vigilancia genómica de virus en infecciones en quienes están completamente vacunados y en reinfecciones», aseguró al respecto, concluyendo que «tal monitoreo ayudará a detectar variantes con la capacidad de evadir parcialmente la respuesta inmune».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí