Cerca de 800.000 menores no atienden en clase, no distinguen bien las letras o se equivocan cuando hacen cálculo. No lo dicen, simplemente creen que se ve así. Hablamos de niños menores de edad, con pocos recursos que van a la escuela pero no ven bien.

Estos niños arrastran problemas refractivos y lo que es más grave, pueden tener enfermedades congénitas que les lleva a la ceguera legal en la segunda década de la vida. No lo saben pero dejan de ver bien o desaparecen las referencias hasta entonces válidas. Actualmente esos niños van a tener a su alcance gracias a la Seguridad Social, las gafas y lentillas gratuitas. Hasta ahora, un lujo que no se podían permitir.

En España, cerca de treinta millones de personas no ven bien, lo que supone que la baja visión va en alza y cada vez, casi todos los españoles tendrán problemas visuales asociados a la vejez o problemas de visión que se han aumentado con los años. Algo que indefectiblemente les produce fatiga visual, problemas a la hora de desplazarse o el mero hecho de poder leer bien. Se calcula que uno de cada dos pacientes con problemas visuales serios tendrá una segunda enfermedad asociada a la visión a partir de los 45 años, bien por envejecimiento de la córnea o de la mácula.

Descargue el informe: Radiografía de la Pobreza visual en niños

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí