Esquizofrenia, trastorno bipolar y longevidad ¿se parecen?

0

¿Qué tiene en común la longevidad con los trastornos de la esquizofrenia y el de la bipolaridad? Una misma arquitectura genética, según un estudio español.

¿Sabía que la esquizofrenia, el trastorno bipolar y la longevidad comparten genes? O eso afirman investigadores del Hospital Universitario Instituto Pere Mata de Reus, en Tarragona, quienes detectaron que la longevidad compartía arquitectura genética con ambos trastornos y, a partir de ahí, consolidaron sus afirmaciones tomando como base y respaldo la teoría del antagonismo pleiotrópico; sí, la misma hipótesis que afirma que hay una vida más corta pero más sana, sin enfermedad.

¿En qué se parece la esquizofrenia a la longevidad y al trastorno bipolar?

Según afirmaciones de los investigadores involucrados en el ensayo, tanto la esquizofrenia como el trastorno bipolar y la longevidad están hermanados, en cierta forma, por la arquitectura de sus genes. Una afirmación declarada tras comprobar que existe una amplia superposición entre las dos enfermedades mentales, es decir, entre la esquizofrenia y la bipolaridad con la longitud de la vida.

Liderado por el investigador Gerard Muntané, y publicado en la revista Human Genetics, medio que difunde únicamente artículos originales y actuales sobre todos los aspectos de la genética humana, se trata de un estudio que ha contado con la participación de profesores de la Universidad Rovira i Virgili y de la Universidad de Pompeu Fabra.

Con la colaboración de miembros del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (Cibersam); y con el apoyo de investigadores del Instituto Pere Mata, centro vinculado a su vez con el Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili (IISPV).

El ensayo, cuya línea de investigación resigue el marco de genética y evolución de las enfermedades mentales, traza el rastro identificativo de nuevas variantes genéticas compartidas que además vinculan a la longevidad con ambos trastornos de la bipolaridad y la esquizofrenia.

Unas variantes en forma de probabilidades que advierten sobre el incremento del riesgo de padecer esquizofrenia o trastorno bipolar mientras, paralelamente, la esperanza de vida disminuye, vencida por el ataque de las dos enfermedades.

La esquizofrenia y la bipolaridad reducen la esperanza de vida, según estos académicos

A juicio de los investigadores, el trabajo plasmado en su estudio viene a proporcionar grandes evidencias de la presencia de una carga genética en la mortalidad prematura de un individuo, circunstancia que se agudiza al tratarse de personas con esquizofrenia.

¿Qué implica esto? Profundos alcances para comprender por un lado la diferencia de mortalidad asociada al trastorno psiquiátrico de la esquizofrenia, a la par que implicaciones para tratarla.

Bajo esas nuevas luces arrojadas en el ensayo, aproximadamente una tercera parte de esas señales genéticas descubiertas y compartidas con la longevidad protegen de la enfermedad, según los investigadores, si bien al mismo tiempo propician un acortamiento de la vida.

Un hallazgo que respalda la teoría del antagonismo pleiotrópico

Por otra parte, la exploración y los descubrimientos que constata y notifica el estudio del que hablamos se erige, ante los investigadores, como una evidencia más a favor de la teoría del antagonismo pleiotrópico.

Nos referimos a la suposición académica clasificada como una hipótesis de la evolución humana que afirma a pies juntillas que la selección natural favorece a aquellas variantes genéticas cuyos efectos beneficiosos se dejan percibir en las tempranas etapas de la vida, un bien que más adelante cambia, y muy drásticamente, produciendo efectos negativos en etapas posteriores de la vida.

¿Traducción? Que se termina eligiendo una vida más corta y sin enfermedad mental, en pro de una vida longeva padeciendo la presencia de la esquizofrenia y de la bipolaridad. Cabe añadir, en este sentido, que ambos trastornos mentales y psiquiátricos representan una paradoja evolutiva, tal y como no han dudado en recordar los investigadores a lo largo de sus declaraciones a la revista Human Genetics durante su presentación y difusión del trabajo científico elaborado.

Y es que tanto la esquizofrenia como la bipolaridad presentan fuertes efectos negativos sobre la condición física, desde la disminución de la fecundidad hasta la mortalidad precoz, por mencionar un par, aun con toda su prevalencia mundial del 1 por ciento de aquejados por su afectación a nivel global, aproximadamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí