Son peligrosos, difíciles y poco seguros; hablamos de países de Europa que hasta el Ministerio de Asuntos Exteriores ha recomendado no visitar… por ahora.

La guerra entre Ucrania y Rusia ha desbaratado los preceptos de seguridad que durante décadas ha imperado entre los países de Europa. Ahora, al viajar a ciertas regiones del viejo continente, tanto el peligro como la indefensión social y política dan la bienvenida al visitante.

O eso asegura el Ministerio de Asuntos Exteriores de España, que en la sección de viajes al extranjero de su página web ha cambiado las recomendaciones a la hora de visitar a algunas regiones, remarcando que se encuentran actualmente muy afectadas por el conflicto bélico del norte.

Y es que los últimos acontecimientos han impuesto un escenario muy inseguro en parte de la región europea, provocando la emisión y difusión de numerosos avisos a los ciudadanos españoles por parte del Ministerio.

Desde el Gobierno, de hecho, han establecido una serie de consejos acerca de los peligros que se deben tener en cuenta llegado el momento de dejar el país y salir al extranjero. Recomendaciones en continua actualización que abajo les trasladamos en forma de lista de zonas non gratas al turismo o a otro tipo de visitas.

Entonces, ¿qué países de Europa son los más peligrosos actualmente y, por ende, los que se desaconseja viajar?

Como no podía ser de otra forma, Ucrania encabeza la recomendación de no asomarse bajo ningún concepto durante este verano. Resumiendo, a grandes rasgos el porqué de este consejo por parte del ministerio, la guerra desatada con Rusia tras la invasión de ésta última ha convertido al territorio ucraniano en la región más peligrosa del Viejo Continente.

Una situación que le ha valido un subrayado en negro en el mapa de países desaconsejables para visitar junto a otras zonas internacionales declaradas de amenaza para los españoles de la talla de Afganistán, Eritrea o Siria.

Continuando con el pódium de países de Europa que actualmente rebosan peligrosidad figuran Rusia, con un subrayado en rojo, que logra un puesto en la lista de sitios que: «Se desaconseja, a no ser por extrema necesidad» y no una negación absoluta al viaje, porque el conflicto no se está librando realmente entre sus lindes, básicamente.

Asimismo, el Ministerio también previene contra los desplazamientos a las regiones limítrofes con Ucrania; lo que se hace extensible al Cáucaso Norte y a Bielorrusia, debido a la presencia de tropas rusas en este último país.

Y el mismo trato de precaución máxima y de distanciamiento preventivo habría que dispensarle a Armenia, un territorio inestable, políticamente hablando, con un conflicto armado en la zona de Nagorno-Karabaj.

Viajando con precaución y evitando visitar determinadas zonas

En la campaña de prevención de viajes al extranjero por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores hacia los ciudadanos españoles llaman la atención los países de Europa pintados de naranja; un distintivo bastante colorido y llamativo, por cierto, que viene a significar que, si bien «se recomienda viajar con precaución», es mejor «abstenerse de hacerlo por determinadas zonas».

Una escala menor de peligrosidad en el que se incluye a Azerbaiyán en primer lugar; uno, por su zona fronteriza con Armenia, donde ambos países se disputan a fuego y disparo el control de la región; y dos, porque la frontera con Irán también se lleva otra porción de peligrosidad. Un riesgo que disminuye bastante en su ciudad capital, eso sí, ya que la urbe no esconde tantas dificultades.

Otra nación europea que se ha visto desestabilizada por la guerra entre Rusia y Ucrania es Georgia, especialmente en las zonas fronterizas que limitan con el Cáucaso Norte, y las regiones de Abjasia y Osetia del Sur, que llevan desde el 2008 fuera del Gobierno de Tiflis, recibiendo apoyo desde Moscú.

Debido a las fuerzas militares que rusia mantiene en sus fronteras con Ucrania, Moldavia, o más bien su territorio de Transnistria, es otro foco de conflicto y dificultades del que el Ministerio recomienda apartarse. Y lo mismo ocurre con la provincia de Kosovo de Serbia; un riesgo de incidentes que responde sobre todo a las zonas con las que colinda la ciudad.

¿Cuáles son los países de Europa menos peligrosos?

No pueden decirse que sean seguros, precisamente, pero su nivel de peligrosidad es bastante menos severo que los países antes enumerados. Así, las regiones pintadas de amarillo simbolizan un colorido distintivo de Asuntos Exteriores para recomendar «viajar con precaución». Es decir, visitar, pero manteniéndose alerta y en guardia. Aquí figuran zonas críticas como Montenegro o Macedonia del Norte.

Algo menos complicados de visitar son los países de Europa pintados de azul oscuro en el mapa virtual del ministerio. «Sin restricciones, aunque con precaución en algunos barrios o ciudades».

Por su parte, las regiones europeas coloreadas de azul implican que «no hay restricciones específicas relativas a viajes a este país». Es el caso de Alemania, Bélgica, Estonia, Finlandia, Hungría, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido o Rumanía, que gozan de menor peligrosidad y de una seguridad con menores restricciones.

Más seguras se muestran los 10 países de Europa que reúnen zonas críticas en su geografía, como es el caso de ciertos suburbios de Francia o algunos barrios de Nápoles; las zonas festivas y nocturnas de Dublín, (Irlanda), marcadas únicamente por la molestia del ambiente.

También se recomienda extremar las precauciones de algunos barrios de Copenhague, en Dinamarca, y mantener la misma actitud vigilante en la periferia de ciudades como Estocolmo, Gotemburgo y Malmö, todas ubicadas en Suecia, ya que pueden ser un problema para los turistas, según advierten desde Asuntos Exteriores.

Cierra la lista de consejos de precaución al viajar Letonia, donde alguno de sus barrios contribuye a aumentar la poca peligrosidad del país; y Eslovaquia, territorio que esconde ciertas áreas poco recomendables en el extrarradio de su ciudad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí