Exclusiva COVID: la nueva variante Ómicron amenaza al planeta

0

Una variante de Ómicron amenaza al planeta por su alta virulencia y letalidad. Según un estudio —al que ha tenido acceso Prensa Social en exclusiva— los investigadores advierten a Sanidad de la aparición de una nueva variante de alto riesgo biológico de Ómicron, asociada al genotipo Q de la mutación referente a la posición 493 de la secuencia que codifica la proteína S del Sars-CoV-2.

El artículo publicado por los médicos José Antonio March-Villalba, Francisco Mera-Cordero, Óscar Baro Pato, Rodrigo Abad Rodríguez, además de G. Joe, Íñigo Ximeno; experto informático en IA; Sara Gil Edwards, veterinaria experta en coronavirus de felinos, en Research Gate, hace tres días (el dieciséis de enero del año en curso), como parte del proyecto de investigación del virus corona Sars-CoV-2 «Variants of concern AI Driven Surveillance», informa acerca de los resultados de las secuencias de los diferentes centros centinela de todo el mundo —puestos a disposición de los investigadores— con la finalidad de obtener un conocimiento de ellos.

En la muestra se ha observado que desde principios de diciembre de 2021, las mutaciones referentes a las posiciones 484 y 493 de la proteína S de la variante Ómicron, sufrían colisiones en las diferentes conformaciones con la enzima convertidora de Angiotensina 2 (ACE2 por sus siglas en inglés, lo cual predijo una evolución leve de la infección tal y como se ha reportado desde los distintos ministerios de Sanidad de los distintos países.

Por tanto, tal y como se muestra en la investigación realizada en la universidad de Hong Kong, previamente advertida por I. Ximeno: «la variante Ómicron aparece como una de alta capacidad replicativa, es decir, 70 veces mayor que las variantes precedentes».

De acuerdo con esta averiguación, se puede considerar que cuando las mutaciones en dicho área no se revierten o varían aleatoriamente, éstas permiten que el virus se propague a los diferentes órganos de un mismo hospedador y que pueda propagarse también, entre diferentes personas. En diciembre se observaron dos mutaciones concretas, la S/484 y la S/493 que afectaban a una menor afinidad a las células diana, lo cual permitió que el sistema inmune resolviera la viriasis con cierta soltura.

Los científicos por esa razón, dan por válida la alta mutabilidad de la variante ómicron tras la observación de un modelo computacional que les permitió comprobar y explorar las secuencias referenciadas en el proyecto denominado #EpiCov de Gisaid en donde se encontraron las muestras recogidas de pacientes contagiados en el mes de noviembre de 21.

«DE ahí que se deduzca que el grado de contagio de este genotipo podría alcanzar la cifra de 750 y será muy superior a cualquier otro virus conocido, además de sumar una letalidad promedio del 15%» ADVIERTEN A PRENSA SOCIAL.

«Esto nos hace suponer —añaden los médicos— que dada la alta capacidad replicativa del genotipo S/493Q de la variante Ómicron, al menos 500 veces más que la originaria, incluso con medidas de protección efectivas como las mascarillas FFP2 nos encontraremos con gotículas de menos de 10 micras conteniendo más de 1.000 viriones, que son de alta transmisibilidad, que, dependiendo de la condensación, la humedad, la movilidad del aire y/o de las personas pueden reflejar una tasa de reproducción básica R0 superior a 30».

Escenarios como aulas cerradas, hospitales, clínicas, oficinas climatizadas, colegios, se considerarán lugares de alta transmisión.

Al tener una alta capacidad replicativa es decir, 50.000 copias por célula infectada, en 48 horas se alcanzaría la cifra de 5.000 viriones por mililitro de sangre, si se parte de una carga inicial infectiva de 1.000 viriones (estimación mínima por gotícula) y puesto que los fluidos humorales del cuerpo humano representan aproximadamente 10.000 mililitros estaríamos en un supuesto realmente contagioso.

En este sentido, tal y como estima este grupo de investigadores, la previsión del colapso del sistema sanitario, y por ello, de desorden del sociosanitario, generaría un aumento de la letalidad tanto en personas infectadas como en otras que ya sufran enfermedades crónicas y/o que requieran de cuidados asistenciales.

Destacan que incluso, la letalidad podría ser extremadamente alta en los grupos de salud de mayor riesgos así como en personas mayores de 65 años y/o enfermos inmunodeprimidos.

Por ello, dadas las implicaciones y ante la aparición de secuencias identificadas con el genotipo descrito, aconsejan al ministerio de Sanidad español y a las autoridades sanitarias que pautan los acuerdos covid, adoptar ya medidas de contención; limitación del contacto social y laboral así como realizar una prospección activa del mismo con la finalidad de que sea identificado y por tanto, se aisle prematuramente a las personas transmisoras de la nueva variante que va a asolar España.

Los investigadores aconsejan ante la presencia de síntomas graves consultar con un hospital y rastrear activamente los contactos de forma que pueda encontrarse la secuencia de la misma y los pacientes. De esta forma, se podrá incluir en la página web AIDROS los datos de los enfermos y con ello realizar una vigilancia activa de dicho genotipo de alto riesgo con el fin de anticiparse a posibles implicaciones severas.

La identificación del genotipo S/493Q de la variante Ómicron ha de ser averiguado cuanto antes con el fin de conocer el alcance del mismo y se aconseja para ello, utilizar los métodos de detección rápida tipo tests de fluidos orales no nasales.

«La nueva variante dará un giro a la situación de contagios en el mundo y pondrá en alerta también, a todo el planeta, llegado el caso», añaden.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí