El ritmo de vida actual nos lleva a un agotamiento de los recursos naturales por el ritmo de consumo de la población mundial, la generación de residuos sólidos por distintos sectores y la contaminación del ambiente por la cantidad de basura que existe en el planeta. Es necesario proteger el entorno. Y desde Extremadura las personas mayores nos dan ejemplo.

En este sentido, más de 29.400 mayores extremeños han participado en el proyecto ‘Terceros en edad, primeros en reciclar’ de Ecoembes, que ha estado presente en 18 centros y ha fomentado que las personas de edad contribuyan en la inevitable labor de proteger el entorno a través de la separación de residuos.

Una persona mayor deposita un envase en contenedor amarillo. ECOEMBES

«Nuestros mayores llevan en la sangre el campo y la relación del pueblo con los entornos. Por eso tienen una gran conciencia con el medio ambiente. Es necesario fomentar esa cultura del reciclaje que ya tienen por haber vivido toda su vida con una economía de subsistencia y carestía», ha considerado la exjefa de la Sección de Envejecimiento Activo en el Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (Sepad), Lorena Olivera.

Toque a las siguientes generaciones

Casi 30.000 mayores de 18 centros, centros de día y centros sociales adheridos al proyecto ‘Terceros en edad, primeros en reciclar’ han participado en esta iniciativa desarrollada por Ecoembes, en colaboración con la Junta de Extremadura, con el fin de que los mayores se conviertan en embajadores del reciclaje y del consumo responsable y puedan trasmitir sus conocimientos a las siguientes generaciones.

Ahora bien, para implicar a mayores y jóvenes en esta tarea, se llevan a cabo distintas actividades lúdicas y terapéuticas, tales como juegos y manualidades, en los que también participan sus nietos y escolares de colegios de la zona.

Mayores participantes en la iniciativa ‘Terceros en edad, primeros en reciclar’. SOCIEDAD ESPAÑA EUROPA EXTREMADURA ECOEMBES.

Además, Ecoembes ha proporcionado a los centros participantes extremeños 112 papeleras amarillas y azules para poder realizar una separación adecuada. Así como cartelería, vinilos y otros elementos para colocar en los diferentes espacios del centro, consiguiendo que su implicación sea la máxima posible.

En este sentido, la directora de Relaciones Externas y RSC de Ecoembes, Begoña de Benito, ha afirmado que «la cultura del reciclaje y el medioambiente es una cultura inclusiva».

«Por eso, desde Ecoembes nos hemos querido acercar de una manera integradora, atendiendo particularmente a las necesidades de los mayores, y diseñando actividades muy enfocadas hacia el envejecimiento activo, la participación y, sobre todo, la conversación intergeneracional desde una actividad tan sencilla como es el reciclaje», ha destacado.

Esta iniciativa, que surgió a finales de 2017, a raíz de un proyecto piloto desarrollado en TheCircularLab, el centro de innovación sobre economía circular de Ecoembes, está presente ya en cerca de 300 centros de cinco comunidades autónomas y ya ha conseguido implicar a más de 355.000 mayores, ha informado Ecoembes en nota de prensa.

Un ejemplo para todos ya que toda la humanidad y las sociedades deben actuar para detener esta problemática ambiental y revertir los daños que están deteriorando la calidad de vida de todos los ciudadanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí