¡Feliz Año Nuevo, queridos lectores! Sin haberlo planeado hemos llegado al año 24. Ahora toca hacer recuentos, hablar de campanadas y recibir felicitaciones vía guasap de gentes —como diría Julio Iglesias—, que no sabes ni quiénes son.

Lo que hoy se lleva es enviar felicitaciones haciendo el moñas; ora en TikTok, ora donde se precie. Eso de ver a tu cuñao bailando el aserejé empieza a ser normal y si a tu suegro en su momento meme le grabas, ya tienes eso ganado para la historia del disparate familiar.

Después de seguir las celebraciones de todo el mundo; tras ver en las redes las uvas en todas las cadenas y después de brindar por lo que más queremos, vivamos el día de hoy, porque cada día nuevo tiene su afán; cada momento será en unos años algo inolvidable y lo que no vivamos hoy, no esperemos recordarlo mañana.

El día uno siempre tiene su aquel y nosotros como todos y cada uno de los trescientos sesenta y cinco días de cada año abrimos dándole la bienvenida a este año prometedor porque la esperanza, ya saben, es lo último que se pierde.

Queridos todos, queridos lectores; este es un periódico humilde que habla de cuanto acontece en el mundo del mayor, de la discapacidad y la dependencia. Con el mismo afán cada jornada hemos abierto un melón distinto; uno que tiene que ver con los derechos humanos, con la paz de las personas, con la vulnerabilidad de estas y con el sentimiento de sentirnos dependientes; algo insólito cuando nos levantamos y somos capaces de seguir sin ayuda.

En este diario nos comprometimos a dar voz a todos estos colectivos y tratamos siempre de cumplirlo con la honestidad y sencillez de los que nada esperan a cambio. Espero este año no defraudarles y también espero que nos apoyen sine die en un día como hoy, primero del año, cuando los acordes de Strauss y los saltos de esquí le hagan ver que cualquier año anterior no fue necesariamente mejor.

A por ello, oe.

Ana De Luis, directora.

Artículo anteriorLa vejez de los «Boomers»
Artículo siguienteSantoral del día 2 de enero
Directora de Prensa Social. Periodista. Doctora en Ciencias de la Comunicación. Máster en Dirección Comercial y Marketing y Gestión de RR.HH.. Profesora Universitaria Ciencias de la Información. Estudios de Psicología y Derecho. Miembro de The Geneva Global Media United Nations, Presidente de DOCE, Miembro del Comité Asesor de la Fundación López-Ibor, Miembro del Comité de Ética Sociosanitarios EULEN, Consultora de Comunicación loquetunoves.com. Autora libros: Actos sociales y familiares, fotografía social. Junio 2012. Coautora: El cerebro religioso con María Inés López-Ibor. Enero 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí