La Confederación Española de Familias Sordas (FIAPAS), entidad referente en accesibilidad y sostenibilidad auditiva, ofrece una serie de claves para hacer de cualquier tipo de entorno un espacio acústicamente saludable y sostenible con el fin de promover la salud auditiva y prevenir pérdidas de audición causadas por el ruido. 

En España hay 1.230.000 personas con una discapacidad auditiva, a los que hay que sumar 3.400 niños de entre dos y cinco años. De ellas, más del 98% utiliza la lengua oral para comunicarse (INE-EDAD 2020).

Por otro lado, la presbiacusia afecta aproximadamente al 30% de la población de entre 65 y 70 años, alcanzando al 80% de la población por encima de los 75 años. Debido a la contaminación acústica y al estilo de vida, estos problemas de audición (propios de la edad) se están produciendo en edades más tempranas, en torno a los 50 según ha apreciado la Sociedad Española de Otorrinolaringología.

El 50% de adolescentes y jóvenes entre 12 y 35 años en los países más desarrollados están en riesgo de presentar una pérdida de audición por su sobrexposición al ruido en contextos recreativos y abuso de móviles u otros elementos que utilizan a diario. (Organización Mundial de la Salud)

El 11,3% de la población tiene problemas auditivos de distinto tipo y grado que les plantean dificultades para entender una conversación en un tono de voz normal. (Datos correspondientes al Estudio Eurotrak en España 2020) (Asociación Nacional de Audioprotesistas)

En el caso de las personas con sordera, el ruido agrava su situación auditiva, pudiendo dañar su audición residual. Si no se ponen los medios necesarios, el incremento de barreras degrada sus derechos a la accesibilidad auditiva y de acceso a la información

Afortunadamente, ya sea durante la fase de diseño arquitectónico o en una posterior reforma, cualquier espacio (aulas, oficinas, hospitales, comercios, restaurantes, sedes judiciales, etc.) puede convertirse en un entorno que facilite la accesibilidad auditiva a las personas con sordera y promueva también la salud auditiva de la población general.

Todo el diseño debe contemplar la utilización de materiales de construcción absorbentes y amortiguadores del ruido. Para favorecer el control de los niveles de ruido y concienciar acerca de su relevancia, FIAPAS aconseja instalar medidores de sonido. Y para detectar sonidos del entorno, como timbres y alarmas de emergencia, resulta vital contar con avisadores visuales y sonoros. 

Como muestra de esta apuesta por la acústica sostenible, los espacios formativos, participativos y de trabajo de la sede central de FIAPAS se han acondicionado para ser acústicamente saludables. 
Administraciones públicas y empresas de todo el país cuentan con FIAPAS como referente para prevenir y promover la salud auditiva de todas las personas.

Este proyecto de sostenibilidad acústica se enmarca en la estrategia de modernización tecnológica e impulso de la transformación digital de la acción social de FIAPAS y ha sido subvencionado por la Secretaría de Estado de Derechos Sociales para el apoyo a la modernización de las entidades del Tercer Sector con cargo al Fondo Europeo de Recuperación, Transformación y Resiliencia- Next Generation.
 

Fuente: FIAPAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí