El proyecto «Finanzas inclusivas» tiene por objetivo la cualificación de las personas con discapacidad intelectual en materia financiera.

Fundación ONCE y CITI, con la colaboración de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), del Banco de España (BdE) y de la Fundación APROCOR, han creado el proyecto «Finanzas inclusivas». Esta iniciativa tiene por objetivo la cualificación de las personas con discapacidad intelectual en materia financiera.

«Finanzas inclusivas» consiste en un recurso formativo que posibilita a los educadores de las entidades en el uso de las tecnologías para el aprendizaje de conocimientos fundamentales que contribuyan a que los alumnos adquieran una mayor autonomía personal en el ámbito financiero.

Pablo Mansilla, Asesor Jurídico de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros (ASNEF), explica qué pretende conseguir este proyecto en una entrevista concedida al economista.es. «’Finanzas Inclusivas’ busca aportar autonomía personal y determinación a las personas con discapacidad», asegura.

Además, este asesor de una de las empresas que participan en la formación puntualiza: «Es una iniciativa nacida de los esfuerzos de la Fundación ONCE destinada a promover la educación financiera para personas con discapacidad intelectual y dificultades de aprendizaje, contribuyendo así a dar cumplimiento a la plena inclusión social de las personas con discapacidad, y a hacer efectivo el principio de igualdad de oportunidades y no discriminación».

«El objetivo es, mediante una formación adaptada a sus necesidades, favorecer su capacidad de gestionar de forma autónoma la economía personal», enfatiza Mansilla.

Acceso a «Finanzas inclusivas»

En dicha entrevista, Mansilla indica que el acceso es libre y gratuito a través de la página web finanzasinclusivas.fundaciononce.es, creada a tal efecto. Únicamente, ya sea una persona, familia o entidad interesada, deberá registrarse para poder disponer de todos los recursos.

Autonomía personal y autodeterminación

Según Mansilla, la autonomía personal y la autodeterminación son los dos aspectos más necesarios para acceder al mercado laboral, siempre que se disponga de las herramientas necesarias.

Por ello, señala que para ASNEF «la educación financiera, así como la enseñanza en la toma de decisiones sobre aspectos básicos financieros, presenta una utilidad muy valiosa en la vida de cualquier ciudadano, puesto que permite navegar por la vida cotidiana con seguridad e independencia. Y finalmente, de manera natural, acceder al mercado laboral, lo que en sí mismo aportará libertad financiera, aunque a su vez requiera de unos conocimientos financieros básicos para su gestión».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí