Bajo la máxima de avanzar sin dejar a nadie atrás, el 72º Comité Regional para Europa de la OMS se ha sellado adoptando el primer Marco de Acción Europeo.

En el Viejo Continente residen 135 millones de personas con discapacidad actualmente, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS); cifras que superan el 15 por ciento y que van más allá de mil millones de personas, al tratarse de la población global.

Todas, en cualquier caso, tienen que hacer frente a numerosas barreras y obstáculos, tal y como ha denunciado el organismo de la ONU durante su 72ª Comité Regional para Europa, celebrado del 12 al 14 de este mes; y eso por no hablar de que disponen de menos acceso a los servicios de asistencia sanitaria, de modo que sus necesidades asistenciales suelen quedar desatendidas en muchas ocasiones. Por ello, la meta que se ha marcado la iniciativa de esta última edición se basa en lograr el nivel de salud más alto posible de las personas con discapacidad.

En defensa de una mayor y mejor igualdad

Según datos de la OMS, solo el 10 por ciento de las personas con discapacidad que viven en alguno de los 53 Estados miembros de la región europea tiene acceso a dispositivos de asistencia, en claro contraste con el 50 por ciento de quienes no cuentan con un nivel adquisitivo con el que pagar la atención médica que requieren, ni siquiera los servicios de rehabilitación que precisan por su deficiencia.

Y pese a que estas cifras varían significativamente según qué país, sigue siendo un colectivo compuesto por un grupo muy diverso, con una amplia variedad de edades, necesidades y circunstancias vitales que experimentan una desventaja estructural arraigada, generalmente, lo que a su vez minimiza las probabilidades de que accedan a los servicios de atención médica, educación, empleo y participación activa en la comunidad.

Con todo, “es fundamental que las voces de las personas con discapacidad y de sus representantes estén en el centro de la toma de decisiones”, y así lo defendió la OMS, razón por la que el nuevo marco de acción para mejorar la salud de las personas con discapacidad está basado en la equidad.

En las líneas de esta nueva actitud equitativa se pauta que todas las intervenciones y estrategias utilicen un enfoque no discriminatorio y sensible, centrado más bien en las personas, por un lado, y en el objetivo de ser inclusivas y accesibles a la discapacidad, por otra parte.

Cuando los derechos humanos abren la puerta a la inclusión

Puede decirse, por tanto, que este primer marco de acción que va en provecho de la salud de las personas con discapacidad se fundamenta en los Derechos Humanos, a la par que garantiza la protección de los derechos a la dignidad de la población europea con discapacidad, haciendo otro tanto con su autonomía, capacidad jurídica e independencia.

De esta forma, y a fin de garantizar la inclusión de la discapacidad en todos los sistemas sanitarios, este primer marco de acción con el que mejorar la salud de las personas con discapacidad plantea blindar las necesidades del colectivo durante toda la vida, sin importar los grupos de edad.

Pero abarcando eso sí todos los contextos resultantes de la segregación e institucionalización del abandono, desde el abuso y la violencia, hasta la violencia física, psicológica y sexual. Para ello hinca sus pilares en cuatro objetivos fundamentales:

Promover la salud y el bienestar de las personas con discapacidad; asegurar que todos los europeos con alguna deficiencia puedan acceder a los servicios de salud de calidad y en igualdad de condiciones; construir una base de evidencia sobre deficiencia y salud; y garantizar que tanto las políticas sanitarias como los planes de construcción y recuperación durante emergencias de salud pública, abarquen también las necesidades de las personas con discapacidad.

Cuatro fundamentos a los que también se suma la necesidad de apoyar la investigación sobre discapacidad, adoptando un enfoque multidisciplinario que involucre activamente al colectivo afectado, por un lado, y que contribuya también a aumentar la financiación a las organizaciones que representan, por otra parte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí