Gallinas & Focas es un vino con muchos grados de humanidad, fruto de la colaboración de la Fundación Esment para personas con discapacidad intelectual y la empresa vinícola «4kilos».

Los miembros de esta entidad participan activamente en todo el proceso de elaboración siendo los principales protagonistas de este proyecto.

Gallinas & Focas, taninos e inclusión

La historia de este vino nace de una cepa muy especial, la de los sueños.

En agosto de 2006 surge en Mallorca el proyecto «4Kilos Vinícola» de la mano de Francesc Grimalt y Sergio Caballero.

El primero es un enólogo conocido por haber recuperado una variedad autóctona de la uva Callet en el panorama vinícola balear.

Por su parte, Sergio es músico, socio fundador y codirector del famosos festival de música y arte multimedia SÓNAR, del que es responsable de su imagen.

El nombre de «4Kilos» proviene de la inversión inicial en pesetas de sus dos socios (es decir, 4 millones de pesetas).

Con este nombre de peso querían poner el foco en un concepto rotundo: un buen vino no depende de una gran inversión económica, sino de lo fuerte que sea la pasión por el producto, de lo grande que sea el sueño que uno tiene; y el de ellos era inmenso.

Tanto es así que no dudaron en ponerse en contacto con la asociación Amadip.esment. Una entidad local que trabaja para que las personas con discapacidad intelectual y sus familias mejoren su calidad de vida y dispongan de las mismas oportunidades que todos los ciudadanos.

Para ello cuenta con varios centros de trabajo en los que presta servicios de jardinería, alimentación, restauración, imprenta y manipulados, mantenimiento de espacios y agricultura ecológica.

Además, esta asociación de Palma de Mallorca proporciona a las personas con discapacidad intelectual servicios de inserción laboral y ocupacional, vivienda, centros de día, así como oportunidades de ocio y apoyo a las familias, social y psicológico.

¿Por qué gallinas y focas?

La convergencia entre ambos universos, el vinícola y el de la discapacidad intelectual, ha sido un éxito rotundo.

Ambos se han ensamblado a la perfección. Porque estos jóvenes no solo se encargan del proceso de elaboración del vino, sino que a ellos se debe tan curioso nombre.

Gallinas & Focas es el resultado de una tormenta de ideas una brainstorming, realizada por miembros de Esment.

Cuando se les preguntó por qué habían elegido esa combinación de palabras su respuesta fue clara:«las gallinas son divertidas y las focas aplauden».

Al mismo tiempo se les pidió que realizaran dibujos de estos animales que posteriormente servirían para ilustrar la etiqueta de las botellas.

Con el paso del tiempo, la entidad ha generado un modelo empresarial inclusivo, que suma las capacidades de las personas a las necesidades de las empresas y clientes. Restaurantes, vino, imprenta y servicios.

Porque como desde la fundación aseguran «todas las personas merecen la oportunidad de disfrutar de una buena vida. Solo una sociedad inclusiva y basada en derechos puede garantizar la aceptación de la diversidad».

Se trata en definitiva de generar oportunidades de inserción socio laboral para personas con necesidad de apoyo, a través de actividades sostenibles económicamente.

Brindemos por este vino consistente, con cuerpo pero, sobre todo, con mucho alma.

Arantza Ostolaza

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí