Sevilla ofrece esta Navidad un menú accesible en el que uno de sus platos fuertes será el espectáculo «Gastro-poema de Navidad», un proyecto sensorial donde, literalmente, se come con los sentidos.

¿El lugar? El refectorio del Espacio Santa Clara de Sevilla. Imperdible Artes Escénicas y Visuales se encargarán de montar cada tarde-noche la mesa, desde el 18 de diciembre hasta el 30, para un aforo limitado de 32 comensales virtuales.

Se ofrecerán seis pases diarios, entre las 18:30 hasta las 21:00 horas, y el acceso será gratuito, para que nadie se quede con la curiosidad de saborear la Navidad a través de un viaje inmersivo.

Un menú inclusivo apto para mentes abiertas

Estamos ante un proyecto sensorial que, usando diferentes técnicas de video-mapping, busca la recreación de una realidad virtual y paralela en torno a la Navidad.

En una mesa preparada para una cena con todos los elementos propios y necesarios se recrea un momento muy especial. 

Incluso algunos «espíritus traviesos» irrumpen sobre el mantel para introducirnos en su mundo onírico recreados con iconos propios de la Navidad y mezclados con otras imágenes y elementos.

Una óptica diferente de la Navidad

Magia y poesía sobre una mesa cuyos platos, vasos y cubiertos cobran vida. Respiran, baila, nos hablan y nos muestran viandas virtuales e ilusiones gastronómicas dirigidas a los sentidos.

¿Quieren echar un vistazo a este sugerente menú navideño? Pues disfruten del siguiente vídeo.

Imperdible Artes Escénicas y Visuales©

El mantel sirve como pantalla sobre el que se proyecta un universo que parece sacado de «Alicia en el País de la Maravillas».  

En cada función se sentarán en ocho mesas hasta 64 espectadores que contemplarán sobre su plato obras alusivas a la Navidad.

Mientras que se produce este original almuerzo, sonarán piezas de Mozart, valses tradicionales de Año Nuevo y algunas melodías más abstractas. Además, el claustro contará con ambientación navideña.

Recordamos que las funciones son gratuitas; y eso sí tienen una duración de unos 15 minutos, para que luego no se les haga pesada la digestión. ¡Buen provecho!

Arantza Ostolaza

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí