Presupuestos: 2.600 millones a Dependencia y 21.316 para Igualdad

0
nuevo gobierno de Sánchez

El Gobierno de España ha destinado diferentes partidas presupuestarias a dos campos muy importantes: la dependencia y la igualdad.

El conflicto en Ucrania prosigue y España, tal y como ha reconocido el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, no es ajena a él. En crisis, con la inflación por las nubes y un futuro incierto, las partidas presupuestarías del Gobierno tienen más importancia que nunca, llamando la atención la diferencia existente entre las destinadas a Dependencia respecto a las de Igualdad.

El Gobierno de España ha destinado diferentes partidas presupuestarias a dos campos muy importantes; la dependencia y la igualdad

Así, el Ministerio de Igualdad anunciaba a bombo y platillo que el III Plan Estratégico de Igualdad Efectiva entre Hombres y Mujeres, aprobado el pasado martes en el Consejo de Ministros, estará vigente entre 2022 y 2025 y tendrá una dotación de 21.316 millones de euros. Decisión que han calificado como un «avance histórico».

La ministra de Igualdad del Gobierno de España, Irene Montero. © Ministerio de Igualdad

El presupuesto para la Dependencia, 1200 millones en 2020 y 2.600 en 2023 por parte del Gobierno

Por lo que respecta al campo de la Dependencia, cuya Ley 39/2006 de 14 de diciembre entró en vigor el 1 de enero de 2007, aprobada con el fin de fomentar la ayuda y protección a las personas con falta de autonomía ya fuere física, mental, intelectual o sensorial que necesitan ayuda en las actividades básicas de su vida diaria (ABVD) u otros apoyos para su autonomía personal, y donde 130 personas mueren en España esperando a ser atendidas, la cuantía es significativamente menor.

La misma, que ascenderá a 2.600 millones para toda España en 2023, con cargo a los Fondos Europeos procedentes del Mecanismo para la Recuperación y Resiliencia, se colocó en tan solo 1.200 millones en 2020 y permanece lejos de la partida destinada a su homóloga, Igualdad.

Preguntas sin responder

Ahora bien, llegados a este punto habría que preguntarse: ¿por qué? ¿Acaso nuestros mayores no necesitan mayor inversión? Sólo el Gobierno tiene la respuesta para justificar una brecha amplía, profunda y que duele en el corazón de las familias y organizaciones que cada día luchan por proteger, velar y dignificar la vida de los más mayores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí