Cuando imaginas Sevilla aparece en tu mente la imagen de un pequeño bar escondido en un callejón con increíbles tapas, un antiguo palacio de bella arquitectura o una plaza tan encantadora y decorada que hace que los turistas vuelvan una y otra vez, pero lo mejor es que Sevilla es accesible en silla de ruedas y no te decepcionará.

En general, España es bastante accesible para los usuarios sillas de ruedas o personas con movilidad reducida, y Sevilla es un lugar que merece la pena visitar, por eso te invitamos a echar un vistazo a las actividades que proponemos a continuación y empieza a planificar la visita a esta magnífica del sur de la península ibérica. 

Las 5 mejores actividades accesibles en silla de ruedas de Sevilla:

  1. Catedral de Sevilla.

La catedral de Santa María de la Sede es de estilo gótico y se trata de la catedral más grande del mundo en ese estilo. La iglesia tiene una entrada accesible en la «Puerta del Príncipe». Dentro de la Catedral es muy accesible. Tiene una famosa torre llamada «La Giralda» que técnicamente podría llamarse accesible porque no tiene escalones, pero es una cuesta muy empinada y bastante estrecha por lo que sería difícil subir y bajar en silla de ruedas sin la ayuda de alguien. 

  1. Alcázar de Sevilla.

El Real Alcázar de Sevilla es un conjunto palaciego amurallado construido en diferentes etapas históricas y combina diferentes estilo como mudéjar, gótico, renacentista, manierista y barroco. La mayor parte del palacio es accesible en silla de ruedas. Sin embargo, algunas habitaciones tienen un escalón, por lo que tendrá que superarlas con ayuda o estar dispuesto a saltarse algunas habitaciones. Hay una planta superior con acceso por ascensor. Los jardines son planos y arenosos.

  1. Palacio de Lebrija.

El palacio de la condesa de Lebrija data del siglo XVI y lo más característico es la impresionante colección de mosaicos romanos, que pavimentan prácticamente toda la planta baja, por lo que es considerada la «casa-palacio mejor pavimentada de Europa». La condesa de Lebrija adquirió este palacio en 1901. Posteriormente, restauró y reconstruyó el edificio hasta considerarlo el lugar perfecto para guardar sus objetos de valor. La condesa era una ávida coleccionista y viajera. También estaba muy interesada en la arqueología y, de hecho, fue la primera mujer en ser admitida en la Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría.

El Palacio es un lugar interesante para visitar, tanto por su arquitectura como por los objetos que alberga en su interior. Hay todo tipo de mosaicos, cerámicas, estatuas, joyas, premios y pinturas.

El Palacio es accesible en su mayor parte para las sillas de ruedas. Hay escalones para subir a la planta superior, pero se puede recorrer la parte inferior y evitar la zona superior.

  1. Museo de Artes y Costumbres Populares de Sevilla.

El Museo de la Cultura Andaluza no sólo te permite pasar una tarde interesante viendo reliquias históricas, sino que también te da la oportunidad de parar y usar el baño si lo necesitas mientras estás fuera. Tienen un baño accesible que es bastante grande.

Este museo está en el piso de arriba, pero es accesible por un ascensor bastante grande. No debería ser un problema en absoluto si quieres subir a ver las exposiciones.

A veces se pueden ver actuaciones de flamenco en el patio. El patio es fácilmente accesible, pero es pequeño y está lleno de gente. Si piensa ir a ver una actuación, sería conveniente que avisara al personal con antelación de que utiliza una silla de ruedas para que le guarden un buen sitio.

  1. Plaza de España.

La Plaza de España es un conjunto arquitectónico enclavado en el parque de María Luisa y es una plaza con obras de arte en azulejos de todas las provincias de España. La impresionante arquitectura se combina a menudo con  grupos de bailarines de flamenco que actúan para que cualquiera pueda verlos. La plaza es muy plana y fácil de recorrer en silla de ruedas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí