Bajo el nombre «Turismo de agua» la Comunidad de Madrid (CAM) ha publicado una guía de rutas y actividades en la que se recopilan los espacios más representativos de la región para practicar deportes o avistar aves, entre otros.

La iniciativa de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte busca que los madrileños cuenten con un nuevo recurso para disfrutar en familia de estos enclaves, entre los que se encuentran cinco zonas de baño censadas en las que se controla periódicamente la calidad del agua: Las Presillas, los Villares, el Muro, Playa del Alberche y Virgen del Nueva, única con bandera azul.

La Sierra Norte es especialmente rica en recursos turísticos acuáticos como la Cascada del Purgatorio o las piscinas naturales de las Presillas, en el entorno de Rascafría y Pinilla del Valle donde, asimismo, se puede practicar piragüismo.

En la zona de Somosierra, la ruta de la Chorrera de San Mamés y el descenso de barrancos invitan a descubrir lugares recónditos llenos de belleza. En Buitrago del Lozoya, destacan la piscina natural de Riosequillo y las actividades acuáticas del embalse del Atazar.

El río Jarama, en las proximidades de Patones, presenta una importante biodiversidad avalada y protegida como Red Natura 2000 y da lugar a un itinerario por el Pontón de la Oliva, que llega hasta las Cárcavas.

La Senda del Agua cerca de Cercedilla ofrece panorámicas imprescindibles del valle. En el embalse de Guadalix de la Sierra, que dispone de un club náutico, se puede practicar kayak, vela, windsurf y paddlesurf.

Otra ruta, en este caso en Moralzarzal, recuerda la antigua creencia del poder mágico y de sanación que tiene este elemento natural en esta localidad. Ya desde comienzos del siglo XVII aparecían las primeras fuentes, como la de los Cuatro Caños, donde el granito es el material principal de esta gran obra hidráulica. La presa de Majalespino y el Valle de la Barranca completan la oferta de este entorno.

Las Vegas y Alcarria de Madrid cuenta con la Playa de los Villares en el Tajo que constituye el único punto en el que es posible bañarse. Se accede a esta zona por un camino de tierra accesible tanto a pie como en bicicleta. En las inmediaciones hay mesas dispuestas en un amplio merendero.

En Fuentidueña de Tajo y Villamanrique de Tajo destaca una senda ecológica. Se inicia en el área recreativa de Las Cuevas, buen lugar para el ocio y el deporte, y desciende aguas abajo repasando los atractivos del bosque galería que forma el río, atravesando, además, campos de cultivo de maíz, espárragos y cereales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí