En esta bilogía prologada por Aníbal Bueno Amorós y Susana Rizo Gómez, Javier Sánchez-Monge Escardó, autor de “Seres Solitarios” y de “El arte de la fotografía documental” (Anaya) recoge tres realidades distintas, hilvanadas a través de la vida una joven camboyana que constituye su personaje principal; la vida de los recogedores de basura, la epidemia de ataques con ácido que asoló a Camboya durante varios años, y el obsesivo mundo de la cirugía estética en Corea del sur.

En atención al contexto real a que se atiene la obra, el autor la noveló para preservar las intimidades de sus personajes. Se trata de una obra dura, dramática, filosófica, profunda, tejida al hilo de la posguerra camboyana, aunque al mismo tiempo poética, cargada con la enorme fuerza de la protagonista, y que deriva en reflexiones acerca del rumbo de una humanidad sumida en las redes sociales y en una modernidad acelerada, que lleva a muchos jóvenes a cuestionarse el verdadero sentido de la vida.


Los textos reflejan la década en que el escritor estuvo documentando y fotografiando estas vidas, al objeto de que atraer donantes para su causa.

La obra recoge la pobreza extrema, la obsesión amorosa, el mundo de la droga, el clima de la posguerra, los ataques con ácido y sus terribles consecuencias que hacían que las víctimas quedaran completamente desfiguradas y que, tras levantarse en una habitación sin espejos de un hospital habían de adaptarse a una sociedad que las estigmatizaba por su aspecto. Prosigue narrando el estrés post traumático, el sentido de la identidad, el suicidio, o la resiliencia y se sumerge en el mundo de la cirugía estética, y la valoración excesiva que la sociedad moderna confiere al aspecto externo de sus miembros, circunstancia favorecida por las nuevas tecnologías sociales.

Fuente: Amazon / Javier Sánchez-Monge Escardó

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí