La instantánea refleja el momento en el que Harold Whittles, persona que nace con discapacidad auditiva, oye por primera vez gracias a un audífono.

En Prensa Social nos gusta, contar historias de superación en las que se muestre el valor de las personas que por alguna circunstancia han tenido o tienen una vida mas complicada a causa de la discapacidad y que sirvan como ejemplo a aquellas que puedan estar en una situación parecida.

Harold Whittles: la historia de una fotografía

En esta ocasión, la historia a narrar es sobre cómo una fotografía puede decir tanto sin que aparezcan palabras. El protagonista de la misma es Harold Whittles, en ese momento un niño estadounidense de cinco años que expresa con su mirada el asombro que le produce oír por primera vez.

Momento exacto en el que Harold Whittles oye por primera vez.
Momento exacto en el que Harold Whittles oye por primera vez. / © Jack Bradley

Whittles nació con una discapacidad auditiva que le impedía conocer los sonidos del mundo. Por ello, cuando en 1974 le ponen un audífono en la oreja izquierda, su cara lo dice todo. En ese momento, es consciente de que su vida cambia por completo y lo que para él hasta ahora era un mundo silencioso, se convierte en un lugar lleno de estímulos auditivos.

La fantástica imagen, tomada por su médico Jack Bradley y publicada en 1974 en el artículo titulado «Momentos inolvidables captados en la película» en la revista ‘Reader’s Digest’, capta el momento exacto en el que Whittles oye por primera vez.

Un avance, el de los audífonos, que cambia la vida de las personas con discapacidad auditiva. Este aparato, creado por Miller Reese Hutchison en 1898, permite oír y mejorar la calidad de vida de muchas personas que nacen sin este sentido o para aquellas que lo pierden con el paso del tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí