El gobierno se ha propuesto reactivar el sector turístico, comenzando con la reanudación de los tan esperados viajes del IMSERSO (Instituto de Mayores y Servicios Sociales).

Los paquetes vacacionales podrían volver este otoño, tras un largo parón, en el que nuestros mayores apenas han salido de casa; ellos han sido el colectivo de riesgo más castigado por la pandemia.

El programa de turismo para personas mayores lleva más de un año sin ofrecer sus servicios.

El Gobierno ha fijado el mes de septiembre u octubre como posibles fechas para volver con nuevos viajes y actividades.

Aunque la industria hotelera parece estar de acuerdo con la idea, los expertos sanitarios no lo ven tan claro. Consideran que, pese a que el colectivo de mayores ha sido el primero en recibir la vacuna, la iniciativa resulta prematura.

Con todo, otros científicos se muestran más optimistas y consideran que anticiparse puede ser positivo desde el punto de vista psicológico, y consiguientemente mejoraría el estado físico de estas personas. 

Por otra parte, varias organizaciones de mayores se han mostrado a favor de reanudar los viajes cuando la situación epidemiológica lo permita, y toda la población mayor de 65 años esté protegida con la vacuna.

Lo cierto es que nos movemos en un escenario cambiante en el que entran en juego diversos factores. Uno de ellos es: cómo avanzamos con la campaña de vacunación y cuánta población logramos realmente proteger. Tampoco sabemos cómo va a evolucionar la pandemia. 

No cabe duda de que con la reactivación del programa de viajes insuflaríamos oxígeno a un sector tan asfixiado como es el del turismo. 

Todos deseamos que nuestros mayores vuelvan a subirse a un autocar o a embarcarse en un avión, pero siempre y cuando se cumplan todas las normas de prevención y precaución.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí