El Consejo General de Enfermería difunde una nueva guía de recomendaciones prácticas para mejorar el abordaje y diagnóstico de la incontinencia urinaria.

La incontinencia urinaria genera vergüenza, silencio, aislamiento y un sufrimiento callado en las personas que lo padecen. Es por ello que en colaboración con Lindor®, la Organización Colegial de Enfermería ha difundido gratuitamente en una suerte de guía todas las claves para abordarla, al tratarse de una patología que afecta a la calidad de vida de quien lo padece y que ahora, los sanitarios profesionales del CGE, se han propuesto ayudar y mejorar, dentro de su papel como máximo órgano de representación de la defensa y portavoz de los enfermeros que desempeñan su actividad profesional en España.

¿Por qué hay que combatir a la incontinencia urinaria?

Recurriendo a tácticas de sensibilización profesional y poblacional, y a campañas ejercidas en Atención Primaria, el Consejo General de Enfermería busca mejorar la detección y el tratamiento de la incontinencia urinaria, empezando principalmente por el aprendizaje y recapitulación de conocimientos por parte de los propios sanitarios.

Es por ello por lo que ofrece potenciar la investigación en el campo de los cuidados y los tratamientos, difundir el conocimiento que ayude a saber elegir el producto adecuado para cada paciente, e incrementar las unidades de suelo pélvico multidisciplinares… por citar unos cuantos ejemplos.

Hablamos de un problema creciente en la población, una espuma cada vez más alta y elevada manifestada en forma de enfermedad preocupante. Con una prevalencia tan alta como indeterminada a causa de que muchos son los pacientes que callan y lo ocultan, la incontinencia urinaria se deja sentir especialmente en sociedades envejecidas como es el caso de la española.

Varios son los estudios epidemiológicos que coinciden en achacarle un sondeo predominante, un alcance donde más de la mitad de la población se ve afectada en mayor o menor grado, recaudando de hecho entre sus afectados a tres de cada cuatro personas con un deterioro mental severo.

¿Y a qué profesionales sanitarios suelen acudir los pacientes con esta enfermedad en primer lugar? A los enfermeros, según el CGE, confesándoles sufrir ocasionalmente pérdidas involuntarias de orina que resbalan por la vejiga.

Por ello, y a fin de que los 325.000 enfermeros de España que forman parte del CGE del país puedan echar mano de herramientas buenas y adecuadas con las cuales realizar un diagnóstico precoz y justo, y sepan además llevar a cabo un abordaje correcto de la patología, el Instituto de Investigación Enfermera, sujeto al Consejo General de Enfermería, ha elaborado una guía gratuita sobre la incontinencia urinaria que además viene avalado por el Grupo Nacional para el Estudio y el Asesoramiento en Úlceras por Presión y Heridas Crónicas (GNEAUPP).

Los enfermeros socorren la incontinencia urinaria de los españoles

Un documento donde todas las entidades implicadas se muestran solícitos para poner a disposición de todos los profesionales sanitarios del país toda la información actualizada, teórica y práctica sobre la incontinencia urinaria registrada en dicho compendio explicativo.

«Hemos creído muy necesaria la publicación de esta guía para enfermeras -y otros profesionales sanitarios- porque ha llegado el momento de que la incontinencia urinaria no sea relegada como un problema de salud menor», explica al respecto de esta iniciativa el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya.

Unas terapias cuya eficacia ha quedado de sobra demostrada a lo largo de los años, según afirmaciones de los enfermeros participantes en la elaboración de esta guía, si bien están sujetas en gran medida a la precisión con la que se realice la valoración.

Sirven, no obstante, para detectar precozmente nuevos casos de individuos que sufren la incontinencia urinaria y, a partir de ahí, empezar a realizar las intervenciones apropiadas. Después de todo, resulta relevante e importante educar al paciente en la asignatura de su propio cuidado, de modo que lo motive a participar de forma activa en su proceso de salud y, por ende, en la curación o control de su enfermedad.

«Muchos de los afectados están internados en centros sociosanitarios, por ejemplo, y queremos que los profesionales que prestan servicios en ellos tengan los mejores conocimientos a la hora de manejar la patología y los absorbentes disponibles», asegura Pérez Raya. «Con este pequeño manual de bolsillo proporcionamos una serie de herramientas que van a repercutir de forma muy positiva en el paciente», promete.

¿Qué tipo de medidas esboza esta guía contra la incontinencia urinaria?

Pretextando alcanzar la meta final de aumentar la calidad de vida de los afectados por la incontinencia urinaria, así como su adherencia a los tratamientos y terapias disponibles, los consejos volcados en esta guía, por parte de los enfermeros, empiezan por incentivar la creación de unidades de suelo pélvico multidisciplinares, fundamentadas en sistemas de teleasistencia o los llamados “e-salud”, a fin de mantener un contacto frecuente y estrecho con el paciente y las personas que los cuidan.

Otras medidas que caen como lluvia de ideas en la presente guía contra la incontinencia urinaria es promover la prevención de esta patología en toda la población en general, y hacerlo a través del entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico, en especial en mujeres embarazadas que deben recurrir a ello tanto antes como después del parto. La guía tampoco soslaya apostar por la realización de campañas de información y sensibilización entre los profesionales de Atención Primaria.

«Queremos compartir nuestro compromiso con la incontinencia, los pacientes y sus cuidadores, y queremos dar soporte a los profesionales sanitarios en la gestión de esta patología», dicen desde Lindor®. «Para ello, centrándonos en las necesidades del paciente en cada etapa de la patología, hemos diseñado tecnologías para dar una mejor calidad de vida. Además, hemos desarrollado herramientas de ayuda para los profesionales sanitarios como la web de Lindor.es y para los cuidadores con www.elrincondelcuidador.com».

En este sentido, sólo resta añadir en aclaración que HARTMANN España, grupo al que pertenece Lindor, es una compañía multinacional alemana de más de doscientos años de actividad a la espalda, y especializada en el sector salud, focalizada a su vez en la gestión de heridas y de la incontinencia, y en la prevención de autocuidado e infecciones que ya cuenta con redes comerciales, plantas de producción propias, y unas ventas de más de 2.400 millones de euros anuales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí