Iryo, la nueva compañía que busca disputarse los viajes en tren por España

0

Tras programar el estreno de sus trenes rojos para este noviembre, Iryo reta el monopolio de Renfe como el operador ferroviario de la alta velocidad española.

Atraer a 8 millones de pasajeros en 2025. Tal es la ambiciosa meta de la compañía privada Iryo, que actualmente se presenta como el tercer operador de los viajes en tren que busca abrirse camino por el mercado de los trenes de alta velocidad española, irguiéndose desde ahora como un nuevo hito en la historia ferroviaria del país.

Iryo, la nueva promesa operaria y ferroviaria de las empresas en España

Su primera prueba de fuego ante los viajeros empresarios arrancará el próximo 25 de noviembre, abriendo ruta y billete por la línea que une Madrid con Barcelona, y que pasa por Zaragoza, lo que desde luego supondrá el inicio de una competición con otros corredores, más cuando ya tiene previsto dirigir sus motores también por Andalucía y el levante durante los siguientes meses.

Compuesta por Trenitalia y la aerolínea Air Nostrum, Iryo se animó a presentar la semana pasada su oferta comercial, dejando claro su intención de competir con la oferta de viajes en tren de la pública Renfe, su low-cost Avlo, y la francesa de bajo coste Ouigo.

Cuatro compañías en liza decididas a participar activamente en la carrera de captar a cuantos más usuarios, mejor, en un momento en el que los billetes de avión están subiendo cual espuma de mar; y determinadas además a plegarse a la Comisión Europea y su proceso de liberalización ferroviaria, cuyo objetivo no es otro que imponer una presión a la baja de los importes que pagan los usuarios, algo que a su vez se debe a la libre competencia entre los operadores autorizados. Una batalla a cuatro bandas que ya está servida.

«Estamos convencidos de que la liberalización del sector ferroviario español aumentará el número de pasajeros de tren en España», en palabras de Andrea Saviane, director general de Trainline España.

«Con la llegada de Iryio en este trayecto Madrid-Zaragoza-Barcelona, los viajeros españoles tendrán a su disposición todavía más opciones y servicios para elegir».

Por descontado, la entrada de Iryo en este panorama ferroviario implica un efecto directo sobre los precios de los viajes en tren, por mucho que aún esté por verse en qué grado exactamente se dejará sentir esto; por ahora, la operaria de los trenes rojos ya ha avisado que focalizará su oferta hacia un público más empresarial, siendo el viajero de negocios el principal perfil de sus candidatos viajeros, brindándoles una cuidada oferta gastronómica, trenes de última generación, y diversos servicios premium a bordo.

Desde este domingo 18, de hecho, los primeros billetes a bordo de esta compañía ya se pueden reservar a través de la página web de esta operadora, pese a que el trayecto de su primera ruta habilitada, la línea Madrid-Zaragoza-Barcelona no comenzará hasta el 25 de noviembre de este 2022; sus previsiones, por cierto, son que llegará a contar con 32 frecuencias, nada menos, repartidas entre las 16 de ida y las 16 de vuelta.

«Queremos ser el motor de movilidad de las empresas», y así lo afirmó el director general de Iryo, Víctor Bañares, durante la presentación de la oferta comercial celebrada el pasado miércoles, y con la que la compañía aspira a dar un paso más en el proceso de liberalización de la alta velocidad española.

Habrá que aguardar eso sí al 16 de diciembre para que Iryo ponga en marcha sus operaciones entre Madrid, Valencia y Cuenca, con 16 trenes diarios; y aún más (hasta el primer trimestre de 2023) para poder viajar a Sevilla y Málaga pasando por Córdoba, reservando 12 y 10 trenes para esta ruta, debiendo esperar hasta junio del año que viene para ver al convoy arribar a Alicante y Albacete, con cuatro trenes diarios.

¿Qué diferenciará a Iryo de sus competidoras?

Centrarse ante todo en ese segmento viajero que se desplaza por negocios y razones de trabajo, según la compañía, ofertando una apuesta más premium y flexible, lo que se traduce en cambios ilimitados de la fecha, permitir alterar la hora del viaje, e incluso variar los datos del titular del billete.

«Nuestra vocación es ofrecer la mejor experiencia de viaje en Alta Velocidad en España, apostando por un modelo real de personalización y de flexibilidad que se adapte a las necesidades de cada tipo de viajero», afirmó Víctor Bañares.

A lo que el consejero delegado de la compañía, Simone Gorini, remató indicando que «queremos ser el motor del cambio modal para que el tren sea el eje de una movilidad sostenible en España».

Así, Iryo dispondrá de hasta cuatro tarifas: ‘Singular Café Flexible’ y ‘Singular Abierta’, con las que se podrá cambiar gratuitamente de fecha y hora, y todo sin cargos adicionales; ‘Infinita’ e ‘Inicial Flexible’, en la que sí que habrá que pagar la diferencia. Y todo a bordo siempre de los trenes «más sostenibles, silenciosos y rápidos de Europa», en opinión de sus portavoces.

Cabe aclarar, en este sentido, que la modalidad de tarifas singulares de Iryo pretende atraer a los ejecutivos y empleados de compañías, igual que a esos empresarios que deben usar el tren para desplazarse por negocios. Razón por la cual sus tarifas incluirán billetes de Cercanías para sus clientes.

O eso explicaron los directivos de la empresa, detallando entre sus intenciones el ir a ofrecer uno o dos de los vagones del tren como una auténtica oficina (una cantidad inicial que puede ir a más), habilitando además en el resto del tren diferentes zonas para trabajar de forma colectiva o individual; estos lugares están pensados sobre todo en aquellos empresarios que quieran viajar más barato y sin prestaciones adicionales.

En opinión de sus promotores, Iryo es un operador de movilidad integrado, por lo que están tejiendo una amplia red de alianzas en torno a su sector, conexiones que lo vinculan desde la rama hotelera hasta el transporte de primera y última milla.

Ejemplo de estos tratos prometedores están el pacto cerrado con la marca Amadeus, que les permitirá vender sus billetes en todo el mundo a través de la plataforma tecnológica de dicho gigante; o el acuerdo, de código compartido, alcanzado con Air Europa, donde ambas compañías se han comprometido a ofrecer combinaciones de tren y avión.

«Significa el primer paso de una estrategia ya diseñada para que Iryo sea un operador de movilidad global», hizo ver Bañares, subrayando a renglón siguiente que ello «redundará en el conjunto de la industria turística española, uno de los motores económicos del país».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí