Javier Benavente Barrón es emprendedor y empresario; promotor y fundador de Organizaciones sin Ánimo de Lucro (ONGs) tales como la Fundación Alares, la Fundación para la Diversidad o FUTURO. Ha pasado más de treinta años como emprendedor y empresario, y más de veinte años trabajando en el mundo de las ONG’s (organizaciones sin ánimo de lucro) a través de sus fundaciones: Alares y para la Diversidad muy centradas en las personas mayores, la soledad (a través del proyecto «Ilumina una Vida«), las personas con discapacidad y dependientes, la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, el emprendimiento para personas excluidas laboralmente, la puesta en valor de la diversidad humana como fuente de riqueza e innovación, etcétera, y el proyecto más reciente “inclusión Ucrania”, centrado en enseñar gratuitamente español a los desplazados por la guerra y en buscarles trabajo entre las empresas en nuestro país.

Ahora tiene uno maravilloso por delante; ese que le va a ofrecer a los españoles que apuestan por un mejor presente y un futuro próspero, de ilusión y en paz. No cree en las izquierdas, ni en las derechas, ni en el centro. Cree en las personas incluyentes, en la sociedad, y en la riqueza que aporta su diversidad en formas de pensar, ideología, edad, discapacidad, género, orientación sexual, creencias, etcétera.

Cree en las personas y en la política en positivo que suma para poner en común aquello que nos une.

Nació en un pueblo de la provincia de Zamora, Vega de Tera, la víspera del día en que se firmó el Tratado de Roma, a través del cual arrancó la actual Unión Europea, entonces denominada Comunidad Económica Europea. Con ello se buscaba un nuevo rumbo para Europa, acaso el mismo que Futuro busca ahora para España.

Y hoy, a sus 65 años, apuesta por Futuro, un nuevo partido político de ámbito nacional que es una respuesta a todas esas preguntas que nos hemos estado haciendo años atrás.

El trabajo digno, la emancipación de los jóvenes y su acceso a la vivienda, la disponibilidad de viviendas sociales suficientes, facilitar el emprendimiento, la puesta en valor de las personas mayores, dotar de presupuesto suficiente a la actual Ley de Dependencia, el desarrollo y calidad de vida del entorno rural, la integración laboral de las personas con discapacidad, la dignificación y profesionalización de los trabajos y cuidados en el hogar, la puesta en valor de autónomos y pequeñas y medianas empresas, la apuesta por una España líder en innovación y tecnología, la retención y atracción de capital e inversiones a nuestro país, la igualdad territorial y de oportunidades en toda España, el fortalecimiento de la separación de poderes, el blindaje del Estado del bienestar (pensiones, sanidad, educación, desempleo, dependencia, vivienda…), la digitalización y optimización de las administraciones públicas, son los primeros temas que se plantean encima de la mesa.

Según sus propias palabras: «¿Qué significa para mí este nuevo partido político? Soy de los que creen que nacemos con un propósito vital inherente y una misión de vida, y que nos marchamos cuando hemos cumplido. El propósito que me mueve en este tiempo es claro: dejar un mundo mejor para que las futuras generaciones sigan adelante, construyendo, sumando distintas formas de pensar, en un país de oportunidades, con alegría.

Prensa Social: Don Javier, buenas tardes. ¿Un reto, una oportunidad, una apuesta de futuro, ese partido que falta? Explique a nuestros lectores qué supondrá Futuro en España.

Javier Benavente: La oportunidad de construir una sociedad de individuos libres, respetando al otro, trabajando en paz, poniendo a la persona en el centro de todas las políticas, conviviendo en paz. Somos el partido de toda la sociedad para toda la sociedad.

PS: Todos quizá hablan de lo mismo cuando se inician, y el español medio está harto. Usted se hartó y dice estar en deuda con la sociedad. ¿Cree que Futuro dará esas respuestas?

J.B.: Estamos trabajando con los distintos colectivos para detectar sus problemas y encontrar las respuestas y soluciones que necesitan: mayores, jóvenes, personas con discapacidad, LGTBI+, autónomos, empresarios, inversores, profesiones, funcionarios… Futuro cuenta con expertos en distintas áreas (economía, educación, negocios, comunicación, etc.) y con la suma de experiencias estoy convencido que podremos responder de forma efectiva a las necesidades que reclama la sociedad española, adaptando las soluciones a las distintas regiones y a cada pueblo, porque si algo nos ha demostrado la historia, es que cada rincón de España tiene sus particularidades y deben ser entendidas y atendidas.

PS: Su lema es «Sumamos en la diversidad». «Futuro representa el progresismo sostenible, el liberalismo solidario, el capitalismo humanista, la educación accesible para todos, igualdad y libertad». Explíquese. 

J.B.: El porqué de nuestro lema es sencillo: es el partido de todos, donde entramos todas y todos los españoles que sean incluyentes. Somos el partido donde todos podemos sumar y aportar. Y sí, defendemos contundentemente las políticas sociales. En un país desarrollado, como el nuestro, no podemos permitirnos que haya un solo pobre o una sola persona que no pueda comer o que no pueda pagar la luz, la calefacción, no tenga internet o no tenga un hogar donde vivir.

Proponemos políticas sociales realistas y sostenibles económicamente en el tiempo.

Y para eso necesitamos ser un país generador de recursos para poderlos dedicar al desarrollo social, ser enormemente competitivos a nivel mundial en el mundo liberal y capitalista en el que nos encontramos. Por todo ello decimos que en Futuro somos un partido humanista, inclusivo, enormemente social y liberal. Y defendemos un capitalismo, sí, pero humanista, no a costa de cualquier cosa. Y una fiscalidad justa, asequible para las menores rentas y que, a la vez, atraiga y retenga el capital y las inversiones en nuestro país.

Y en cuanto a la educación, pues ¿qué decir? Éste es el pilar fundamental para el desarrollo de nuestro país y la eliminación de las desigualdades: por eso debe ser universal y de máxima calidad para todos, con una ley de educación consensuada, no ideologizada, que tenga en cuenta las prácticas que mejores resultados han dado en otros países. Y por supuesto Igualdad de oportunidades y Libertad, dos palabras mágicas por las que en Futuro siempre trabajaremos, para que sean una realidad en nuestra sociedad, donde no haya diferencias entre mayores y jóvenes, mujeres y hombres, mundo rural y urbano, etcétera.

Javier Benavente. Imagen: Ana De Luis ©

PS: ¿Dónde pueden consultar todos sus datos?

J.B.: Toda la información está disponible a través de nuestra página web: Futuro.org.es. Ahí podréis conocernos, sumaros y hacernos llegar vuestras sugerencias a través de la pestaña «Opina Tú», pues antes de ponernos a trabajar sobre las soluciones promovemos la escucha activa de las personas, de los afectados por cada tema, de los que desean hacernos sugerencias.

PS: Se dispone a recorrer España (de hecho, ha empezado ya) y sus provincias. ¿Qué espera encontrar?

J.B.: Recorreremos las provincias de España escuchando a colectivos vulnerables y a todos los agentes sociales y personas que deseen aportar. Ya hemos mantenido los primeros encuentros con representantes de mayores, empresarios, autónomos, colectivos de personas sordas y LGTBI en Madrid, y continuaremos haciéndolo en el resto del país. pues las realidades son muy distintas. 

PS: El pasado mes de abril congregó a un centenar de representantes de la sociedad civil, de colectivos vulnerables, jóvenes, mayores… ¿Qué les ofrece Futuro?

J.B.: Somos un partido para sumar en la diversidad, donde todos y todas caben; trabajamos en positivo, en lo que nos une, con el respeto a las diferencias y a las distintas formas de pensar, pues eso es lo que permiten el crecimiento, el desarrollo y la paz. Es el partido que trabaja por el bien común, con la participación de todos y con respeto.

Todos somos distintos, todos estamos obligados a entendernos y sumar para crecer en paz y en alegría, y así dejar un mundo mejor a nuestros sucesores.  

PS: España tiene en la actualidad un 33,37 por ciento de personas mayores, porcentaje que va in crescendo. ¿Qué solución tiene para una España que envejece y actualmente arrincona y no ofrece oportunidades a este colectivo?

J.B.: El mundo del mayor ya no es lo que era en la época de nuestros padres o abuelos, venían de una situación muy distinta. Ahora el mayor es una persona que quiere construir, que quiere disfrutar después de haber trabajado tantos años. Para nosotros, el mayor es una de las grandes fuentes de riqueza y bienestar, si lo sabemos aprovechar: aporta experiencia, estimula el consumo, promueve nuevos negocios y favorece la creación de empleo, con mayor incidencia, incluso, en los entornos rurales, tan faltos de oportunidades.

Conocemos muy bien el mundo del mayor, el de la dependencia, y el mundo de la discapacidad. Y tenemos que trabajar ahí. Es una inversión rentable y necesaria.

P.S.: ¿Qué les diría a los más de 16 millones de personas mayores de 55 años que ya han sido relegadas y están en paro, sin perspectiva de futuro y sin posibles?

J.B.: A los mayores de 55 que nos lo permitan, apliquemos las políticas activas de empleo que tenemos preparadas para ellos. Los conocemos muy bien, son necesarios; y aplicaremos incentivos muy especiales para la contratación de parados en estas edades y el posible emprendimiento para aquellos que quieran iniciarlo. Que no se resignen. Y para los que llegan a la edad de jubilación, que su vida activa no ha acabado. Haremos que cobren la pensión completa tras los años correspondientes de cotización y, a la vez, puedan seguir trabajando donde quieran, si así lo desean. Su vida activa no debe acabar tras la jubilación: si quieren seguir aportando su conocimiento y su tiempo, puedan hacerlo.

Hay muchos mayores que sufren una tremenda tristeza y depresión cuando se sienten poco realizados o apartados de la vida laboral.

nuestro deber es preocuparnos por ellos, facilitarles una vida activa. 

PS: La experiencia es un grado; y el valor de ésta es fundamental si hablamos de mayores. ¿Por qué sucede el edadismo en España?

J.B.: Porque así nos lo han hecho creer. Nos han hecho creer que una persona mayor no puede adaptarse a la tecnología, no puede entender qué piensan los jóvenes, que tienen pensamientos arcaicos, etcétera. Esta discriminación contra las personas por su edad es una gran lacra y un gran error. ¿A caso no hablamos de una generación que ha vivido todo tipo de cambios? ¿Qué han vivido la revolución industrial y tecnológica? Son personas que se han tenido que reciclar en distintos momentos de su vida, y en la edad adulta no van a ser menos. 

PS: ¿Seguimos igual a pesar de que ya hace años hubieran irrumpido otras formaciones que hoy se desmoronan?

J.B.: No seguimos igual, hemos mejorado como sociedad. Unas formaciones se desmoronan, otras se mantienen y nacen otras nuevas como Futuro. Esa pluralidad siempre ofrece alternativas y nuevos pensamientos que ayudan a las personas en su reflexión personal y sus motivaciones. 

PS: España ¿necesita el bipartidismo. entonces?

J.B.: No. España y el mundo reclaman políticas en positivo, que tengan en cuenta el gran valor de las personas que piensan distinto, y escuchar a la sociedad civil, porque sólo así se podrán hacer políticas efectivas que resuelvan los problemas reales y nos permitan vivir en paz y alegría, con un futuro esperanzador construido entre todos, no sólo los que piensan de una u otra forma. 

PS: La —incómoda— pregunta del millón. ¿Cómo hacen para mantenerse? Disponen de afiliados actualmente, entiendo. ¿Cuántos suman?

J.B.: Futuro cuenta con una Junta Directiva y un Consejo Nacional, constituidos por expertos en distintas materias, personas que a la vez son reflejo de la diversidad de nuestra sociedad, y nuevos perfiles que se han ido sumando en estos meses por toda España, como el caso de Eva Díaz, ingeniera industrial, especialista en consultoría estratégica y tecnológica, y mujer transgénero. 

En cuanto a afiliados, vamos sumando mes a mes, quees lo importante. Ellos, además de aportarnos su conocimiento y experiencia, pagan una pequeña cuota mensual, que es la que nos permite existir e ir creciendo. También tenemos la figura de «amigo» o «simpatizante», que, sin ser afiliado, nos ayuda igualmente con una pequeña aportación mensual.

Por eso invito a aquellos que piensen como nosotros, que colaboren como afiliados o como amigos, ayudándonos a hacer realidad este bonito proyecto, en el apartado «Súmate» de nuestra web.

P.S.:  ¿Se ve como oposición o como ganador en las próximas Elecciones?

J.B.: Somos un partido social y liberal que cree en la sociedad, en las personas diversas con sus propias ideologías y particularidades. Con políticas realistas y de sentido común para solucionar los problemas de hoy, pero con un claro proyecto de futuro para nuestro país, donde nuestros jóvenes puedan crear ese país en el que sueñan, en el que desean ardientemente vivir.

Somos la apuesta por la riqueza de la diversidad humana, por un país donde todos caben.

Este debe ser un partido de Gobierno, un partido ganador. Nos presentaremos a las próximas Elecciones municipales, autonómicas y nacionales, en toda España, allá donde tengamos candidatos para llevar adelante este gran proyecto, donde haya personas que quieran construir una España mejor, un mundo mejor; y dar la cara a través de un partido político, pues es la única forma de tener la posibilidad de poder hacer y cambiar leyes. Por ello vamos a luchar con todas nuestras fuerzas.

PS: ¿Por qué desconfían tanto los electores?

J.B.: Según los datos del barómetro del CIS, desde 1996 la desconfianza hacia la política es casi permanente, y se agrava en situaciones de crisis. Yo también he desconfiado y me he desilusionado… En estos últimos años, y en tiempos de precampaña, numerosos políticos y políticas me han pedido opinión en materia de discapacidad, de los mayores, de la dependencia, de la conciliación personal y laboral o del emprendimiento y empresa, campos en el que soy experto. Y he sido testigo de cómo se olvidaban de lo prometido al gobernar… Esto es lo que provoca la desconfianza: la falta de soluciones reales.

En Futuro somos lo contrario, somos personas habituadas a escuchar a las personas, crear equipos y generar soluciones, y estamos enfocados a resultados y resolución de problemas.

PS: Cualquiera en su posición podría bien enunciar todo lo que queda por hacer o todo lo que falta, o todo lo que habría que cambiar. ¿No le da vértigo enfrentarse a semejante dislate?

J.B.: Siento el vértigo de la ilusión. Soy de los que creen que nacemos con un propósito vital inherente y una misión de vida, y que nos marchamos cuando hemos cumplido. El propósito que me mueve en este tiempo es claro: dejar un mundo mejor para que las futuras generaciones sigan adelante, construyendo, sumando distintas formas de pensar, en un país de oportunidades, con alegría y en paz.

Me gustaría que España fuera no sólo el mejor país del mundo para venir de vacaciones, sino también para vivir, invertir, crear empleo de muy alto nivel y el mejor país del mundo en investigación, innovación y desarrollo. Y para ello vamos a trabajar con todas nuestras fuerzas.

PS: ¿Qué falta en esta España de charanga y pandereta?

J.B.: Escuchar a los distintos colectivos, no sólo en época de precampaña. La escucha activa es fundamental para dar respuesta a las demandas de cada colectivo, dentro de esta sociedad tan diversa y maravillosa, como hemos hecho muchos de nosotros en nuestras empresas, creando equipos capaces de encontrar las respuestas. Y la política no deja de ser una gran empresa donde para la toma de decisiones debe tenerse en cuenta a todos a los que dirigimos nuestros productos o servicios. Es imprescindible dar voz y participación a personas de todos los colectivos.

El programa de Futuro es un documento vivo que nace del análisis de las distintas realidades y en el que participan expertos de todos los ámbitos y colectivos vulnerables. 

PS: Vayamos a por los colectivos. ¿Qué opina acerca de la mal llamada España vaciada o vacía?

J.B.: Soy de Vega de Tera, un pequeño municipio de la provincia de Zamora, dentro de esa mal llamada España vaciada; yo más bien diría: la España olvidada. Me gustaría que mi pueblo y muchos otros se llenaran de vida y se convirtieran en un un lugar de oportunidades y de empleo para jóvenes y mayores. 

Ésta es una de las prioridades de Futuro, el nuevo partido político inclusivo y diverso que me he propuesto impulsar: devolver la ilusión a los pueblos; mostrar que las oportunidades también están dentro, no siempre fuera del lugar de la infancia. Tenemos unos pueblos con enorme potencial de crecimiento, y una población rural con enorme fuerza, resiliencia y ganas de hacer cosas: Sólo hay que ayudarles y facilitarles la vida, además de con buen acceso a la mejor sanidad de nuestro país, la educación y las nuevas tecnologías.

PS: Se ha comprobado que la unión hace la fuerza y Carlos San Juan irrumpió con su queja en el Congreso para que la banca cambiara su atención a los mayores. ¿Seguimos teniendo que pedir lo que nos debe ser dado?

J.B.: Por supuesto. Tenemos que pedir y no quedarnos quietos ante aquello que nos resulte injusto o que vaya en contra de nuestro desarrollo vital, como es el caso. Sea nuestra lucha o la de otros, tenemos claro que el mundo lo mueven las personas. Me consta que las empresas sí lo saben, debemos tomar ejemplo de ello.

PS: En una España que envejece, la Sanidad será en pocos años el primer caballo de batalla, porque estaremos todos con enfermedades crónicas o a punto de tenerlas. ¿Cómo se pueden afrontar tantos gastos sin quelos españoles tengan la percepción de que la Seguridad Social no es gratis sino que la pagamos todos los españoles durante nuestra vida laboral? Señor Benavente; ¿cómo piensan afrontarlo?

J.B.: En Japón, por poner un ejemplo, tienen una población muy envejecida y un sistema público de salud muy bueno, y no se quejan de pagarlo con impuestos porque quieren que sea así y porque respetan mucho a sus mayores. 

España somos uno de los dos países más longevos del mundo, junto a Japón, y debemos trabajar en la prevención de las enfermedades y de la dependencia, en el envejecimiento activo que previene las enfermedades y aporta alegría a la sociedad.

Por eso en Futuro decimos que las pensiones deben cobrarse al 100% cuando cumples la edad y el tiempo de cotización y que en paralelo puedes seguir trabajando en lo que desees. 

Y por otro lado, tenemos que potenciar los ingresos como Estado, aplicar políticas educativas y fiscales que hagan de España el país más competitivo y atractivo del mundo para inversores. Esto es lo que nos permitirá tener ingresos suficientes y sostenibles para proteger el Estado del bienestar, del que la Sanidad pública, las pensiones y la atención a las personas dependientes son pilares fundamentales. 

PS: Respecto al colectivo con discapacidad, sigue estando a la cola de todo, tanto en materia de accesibilidad como de ofertas de empleo u otras oportunidades. Bajo el lema «Se ha hecho mucho», ningún partido repara en la falta de accesibilidad en las ciudades; la falta o nula oferta de empleo en sectores que no sean de servicios o la desesperante situación por la que atraviesan a lo largo de su educación. ¿Qué opina?

J.B.: Así es, queda muchísimo por hacer; y uno de los grandes problemas es el desconocimiento de la discapacidad y cada una de sus formas, tanto en la sociedad como en las empresas, especialmente en las pequeñas y medianas, pero también en las grandes. La discapacidad no es más que otro tipo de diversidad. Y, como sabemos, la diversidad de personas en las empresas y la innovación van unidas.

la gestión de esta diversidad no es un asunto que pueda resolverse de cualquier manera o improvisando sobre la marcha.

Promover la inserción laboral sin convertir la discapacidad en el foco, pero cuidando todo lo necesario para su éxito, será el enfoque idóneo. En nuestro partido, Futuro, ésta es una de las asignaturas pendientes en nuestra sociedad que pretendemos resolver de inmediato, contando con nuestra experiencia, la de todos los implicados; y las empresas, pues éstas también saben que están también para contribuir, con su actividad, a mejorar el entorno social y medioambiental, base de su sostenibilidad en el tiempo como marca y como empresa.

PS: En cuanto a la política para procurar que los jóvenes puedan independizarse y, por tanto, tener una familia como nosotros, ¿cómo han pensado hacerlo? España es un país que cae en picado en materia de Educación, ¿tantas Logses, Lomces, etcétera no han hecho sino rebajar el espíritu crítico y evitar que nuestros jóvenes sepan? Esta tarea sí es ardua, ¿verdad?

J.B.: Futuro es un partido europeísta y por eso nos valemos de los 20 principios del pilar europeo de derechos sociales. Mediante el Plan de Acción del Pilar Europeo de Derechos Sociales, la Comisión ha establecido iniciativas concretas en Educación, formación, aprendizaje permanente y apoyo activo para el empleo.

Bajo esta premisa y valores comenzaremos a construir para tener una educación competente. 

Y sí, en España necesitamos una Ley de Educación consensuada, sin ideologías, donde los mejores expertos de nuestro país y aquellos del mundo que tienen los mejores resultados académicos se sienten en una mesa para construir esta Ley que hará lo que sea nuestro país dentro de veinte años. Esto es clave, y desde Futuro será una de las primeras cuestiones a poner en marcha.

No obstante, a pesar de la crítica del sistema educativo español y la ardua tarea que tenemos por delante, España y nuestros jóvenes no han perdido el espíritu crítico. Tenemos una magnífica generación de jóvenes, en todos los sentidos. Al menos ésa es mi percepción. 

PS: Hablemos de la mujer: la identidad de la mujer se ha distorsionado en ocasiones; y se ha criminalizado al varó,n cuando, en términos de muertes a manos de una pareja o expareja, la cosa no ha mejorado mucho. ¿Cómo van a afrontar este aspecto?

J.B.: La mujer es la mitad de España, exactamente. Si no hay equilibrio, no habrá justicia. Nosotros en Futuro tenemos claro el poder necesario de la igualdad para generar prosperidad y riqueza. Y la igualdad de derechos real se consigue con educación desde la infancia y facilitando el acceso a servicios reales, tangibles y concretos que hagan posible la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

Haciendo también que los gastos de asistencia y apoyo a las personas y familias para poder trabajar, como es el cuidado de niños o mayores, puedan ser deducibles como gastos necesarios para poder obtener los ingresos del trabajo.

Y trabajando sobre un concepto que atañe a las personas individualmente, la corresponsabilidad entre hombres y mujeres; y eso es algo que tenemos que ayudar inculcándolo desde la escuela en la educación formal, pero también en la educación que aportan los padres a sus hijos. 

PS: Cambiemos de tercio. Coger al toro por los cuernos y bajar los impuestos, los precios, esa inflación, la gasolina, la luz. ¿Cómo es que la gente no sale a la calle? ¿Qué les ofrecen ustedes?

J.B.: Los españoles somos muy pacientes, personas poco peleonas en general; pero estamos ya en el límite. Y exigimos y proponemos más y mejores servicios sociales, como es el caso de las viviendas sociales en alquiler desde cero euros, que incluyan electricidad, gas e internet, o presupuesto suficiente para cubrir todas las necesidades de la Ley de Dependencia; y que cualquiera de estas personas tenga respuesta y soluciones en un máximo de tres semanas, y no dos años, como ahora…, o que puedan elegir el servicio que más deseen y quién se lo presta mejor; y no que les venga impuesto, etcétera. Un plan para proteger empresas y familias, mediante incentivos y bajada de cargas fiscales a las personas y a las empresas.

La gente está cansada, se siente frustrada y desilusionada, ya no creen en nada, menos aún en los políticos de los que han recibido enormes decepciones.

Y lo he sentido a nivel personal; por eso he impulsado la creación de Futuro: para cambiar la forma de hacer política, para poner en valor esa función, para que todo aquél que quiera dedicar unos años de su vida a este país tenga un partido abierto e inclusivo desde donde pueda hacerlo, sin guerras ideológicas que nos separen sino con formas de pensar distintas que nos unen.

PS: Pida el voto al ciudadano que nos lee. ¿Qué garantías le va a dar?

J.B.: Mi propia vida y mi experiencia. Firmo y ficho por España. A mis 65 años presento el Partido Político de ámbito nacional Futuro, confiado y seguro de que la magia del esfuerzo, el impulso a la iniciativa privada, la innovación y la decisión del ser humano de transformar y mejorar la vida son posibles.

Me siento en deuda con los jóvenes, los mayores y la sociedad en general, que tanto me han dado, con los miles de españoles que desean un trabajo digno, un país próspero, una vivienda, un proyecto empresarial posible y, sobre todo, paz e ilusión por la vida.

Éste es el partido político de los españoles de bien, incluyentes, que desean construir una España y una Europa en paz y próspera, con la mente abierta y sin las limitaciones que imponen las ideologías. Se trata de SUMAR. Ésta es nuestra carta de presentación; y la garantía que ofrecemos, la de un futuro próspero. Ése es mi sueño. En ello estoy y pido el apoyo de todos para las próximas Elecciones municipales, autonómicas y nacionales, donde necesitamos personas, concejales, candidatos que desean dar un poco de su vida y experiencia por nuestro país. Espero se sumen a este sueño muchas personas para hacerlo realidad juntos.

PS: Muchas gracias por recibirnos, don Javier. Le deseamos todo el éxito necesario para que llegue a buen puerto su meritorio proyecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí