Estimada directora:
Ningún juez de los elegidos para el CGPJ me sirve para el cargo. El solo el hecho de que sean de “confianza” de uno de los dos bandos, los descalifica.
La elección debería ser, de entre los jueces que se presenten a la elección, aquellos que tengan más votos de diferentes partidos de Congreso y Senado. Nunca sería un merito el hecho de haber demostrado proximidad a ninguna ideología. La ostentación de su tendencia política siempre sería un grave demerito para ser nombrado. Hay que conseguir que los todos tengan neutralidad probada.
Los jueces como ciudadanos, pueden tener tendencia políticas, pero por sus actuaciones y trayectoria, nunca deben deducirse. Tampoco se trata de un reparto de cromos, tantos para ti y tantos para mí. Todos individualmente deben ser elegidos con el máximo consenso.
Fernando López Clarós
Barcelona, 27.06.24

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí