La campaña «Soy mayor, no idiota» sirve como punto de partida para demandar una mayor atención presencial, ahora en la Administración pública.

La sociedad española ha vivido durante estos últimos meses la petición, por parte de las personas mayores, de una mayor atención presencial en los bancos. Todo comenzó con la iniciativa en change.org de Carlos San Juan en la que solicitaba que no se discriminara a su colectivo. Finalmente, su campaña «Soy mayor, no idiota» ha conseguido un nuevo protocolo de actuación en las entidades bancarias.

Administración pública y atención presencial

Ahora, gracias a este reciente éxito, el foco se pone en las gestiones que hay que llevar a cabo a través de la Administración Pública. Y es que, a todos nos ha pasado, que en la actualidad cualquier acción se debe hacer a través de Internet y con un procedimiento nada sencillo.

Una persona mayor utilizando el ordenador
Una persona mayor utilizando el ordenador. / © Tima Miroshnichenko. Pexels

Si bien es cierto que las personas mayores sufren más a la hora de hacer este tipo de gestiones, debido a la brecha digital existente, no son los únicos afectados por esta falta de atención presencial en las Administraciones públicas. Y es que, debido a la pandemia, que ha acelerado este proceso, este tipo de centros también han pasado a realizar todos los trámites de manera telemática.

No sólo son los bancos

«No solo es el banco, ahora parece que hay que utilizar el móvil para todo. Te piden el número, luego un correo, luego te mandan un mensaje con un número que no es la contraseña. Así para todo. Te hacen sentirte tonto. Y muy cabreado»

Miguel Pueyo, ciudadano de Leganés (Madrid)

Además, Pueyo explica su experiencia intentando pedir el certificado covid: «Lo intenté varias veces yo solo. Incluso me acerqué al centro de salud. No hubo forma. Al final le tuve que pedir a uno de mis hijos que me ayudara porque no sabía si lo estaba haciendo bien o mal».

Por su parte, Clara Domínguez, ciudadana de Madrid, señala: «Te dicen que por teléfono te atienden, pero muchas veces la realidad es que no te contestan. Están saturados, sí, pero la historia es que es difícil comunicarse con ellos».

«Si no me puedo acercar, no tengo cita previa y no cogen el teléfono, ¿qué hago si tengo que ir al médico?»

Clara Domínguez, ciudadana de Madrid

Además, comenta su odisea para renovar el DNI, una gestión que todos debemos hacer: «En la comisaría donde denuncias su perdida te dicen que no puede renovar allí el DNI. Tienes que ir a la de la calle Leganitos o llamar para pedir cita previa. Nada más. Los jóvenes manejáis Internet y os podéis ubicar con el móvil, pero nosotros no. Además, al llamar por teléfono tampoco es sencillo. Te van soltando los nombres de las oficinas y las fechas y tú no tienes muy claro dónde es exactamente. Todo es muy lioso».

Brecha digital entre las personas mayores

Los datos en España hacia el buen uso de las herramientas digitales por parte de las personas mayores van mejorando, pero todavía hay un porcentaje elevado que acusa la brecha digital. Según el último informe de 2021 de la Unión Democrática de Pensionistas (UPD), un 40,5 por ciento de las personas mayores de 65 años nunca se ha conectado a Internet.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), sólo uno de cada 10 personas mayores en España sabe gestionar una cita con el médico a través de una aplicación o una página web

Pero esta breca digital también afecta a otros sectores de la población y, sobre todo, cuando el trámite es a través de la página web de la Seguridad Social. «Es un auténtico desastre. Los menús no son claros y el sistema de cita previa no te sirve porque, habitualmente, es para algo que no habías solicitado. Es una web con la que acabas desquiciada y con las dudas sin resolver», explica Lucía Hidalgo, una mujer de 60 años.

«Hay muchas personas que no son dependientes de ningún ámbito y que se encuentran de repente con problemas para gestionar aplicaciones o un trámite en una web. Y eso genera un sentimiento de frustración muy grande»

Lucía Hidalgo, mujer de 60 años

Por otro lado, Marcelo Cornellá, presidente de la Asociación Cultural del Mayor de Fuenlabrada y de la plataforma Defensor del Mayor, explica un problema derivado de esta situación: «cuando se necesita de la ayuda de la familia para realizar un trámite, se pierde la intimidad. Esto ha llevado a problemas entre las personas de una misma familia al conocer ciertas cuestiones que no sabían. Se pierde por completo la privacidad personal».

La Administración no tiene competencia

Uno de los principales problemas que genera esta situación es que en la banca, existe competencia entre entidades y siempre el usuario tiene la oportunidad de cambiar si considera que en otro sitio le van a atender mejor. Esto en la Administración pública no se puede hacer, lo que complica aún más esta difícil situación.

«Con la Administración Pública no hay alternativa»

Mario Tascón, fundador de Prodigioso Volcán

Por su parte, Cornellá señala: «Lo que tienen que entender es que deben activar los mecanismos para atender las gestiones de las personas mayores presencialmente. Hay gestiones para las que es muy complicado conseguir cita previa por teléfono o a través de una página web y luego llegas allí y hay una fila de espera enorme».

Un problema a nivel nacional

Según el último informe de la Fundación Foessa (Fomento de Estudios Sociales y Sociología Aplicada), uno de cada cuatro españoles «no tiene las competencias digitales básicas que marca la Unión Europea. Unos datos muy malos a los que se ha llegado por culpa de la pandemia».

«El problema es que se ha intentado trasladar la Administración física ‘tal cuál’ a lo digital, y no funcionan en absoluto de manera similar»

Mario Tascón, fundador de Prodigioso Volcán

«La cuestión principal es que no se están diseñando bien los procesos. El cambio se está realizando por gente que no son especialistas en comunicación y en experiencia de usuario. Puede entender bien el texto, pero no será capaz de realizar la gestión correctamente si no se aclara con los menús o si no se especifica si los pasos realizados están bien o no», concluye Tascón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí