La Asociación de Personas Sordas de Navarra (ASORNA) reivindica la necesidad de que se reconozca la lengua de signos (LS) «no como una herramienta de accesibilidad, sino como un contenido cultural y lingüístico, así como expresión lingüística cultural de la comunidad sorda».

Además, la presidenta de la entidad, Sofía de Esteban, con motivo de su 65º aniversario, ha reclamado que esta demanda se reconozca en una Ley foral.

Asimismo, ha hecho balance de estas décadas de trabajo: «65 años de esfuerzo, cambios, logros y errores, incluyendo dos años de pandemia durísimos».

De Esteban ha subrayado que la asociación se ha ido adaptando a unas necesidades cambiantes.

«Lo que empezó siendo un punto de encuentro social entre personas sordas acabó convirtiéndose en voz y representación de las personas sordas, defiendo sus derechos», ha reconocido.

En el acto de conmemoración de la fundación de la entidad el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha querido destacar el trabajo que realiza «para conseguir la igualdad de oportunidades de las personas sordas».

Maya, de Esteban, Remírez y Díaz, tras la rueda de prensa
65 Aniversario de ASORNA. Foto: Europa Press©

Por su parte, el vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha subrayado su aportación «no solo al colectivo de personas sordas, sino también al conjunto de la sociedad navarra».

Ha señalado que en España hay más de un millón de personas con discapacidad auditiva, 15.000 de ellas en la Comunidad foral.

De otro lado, Remírez ha aprovechado el momento para anunciar que en un futuro próximo se presentará el Plan de accesibilidad 2022 que cuenta con 87 medidas. Además, ha manifestado su firme apuesta por la LS a través de la implementación de servicios de intérpretes que permitan que los actos públicos puedan llegar a toda la ciudadanía.

Por último, desde la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE), Concha Díaz, su presidenta ha destacado la necesidad de que la lengua de signos sea reconocida en la ley foral.

Por último, ha insistido en que debemos mirar a las personas sordas «como personas válidas y con igualdad de condiciones».

«La legislación avanza, pero muchas veces no se nos ve, se nos limita mucho como personas sordas», se ha lamentado, tras añadir que hay barreras que persisten y que son «difíciles de eliminar».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí