El acortamiento de los telómeros independientemente de la salud que tengamos por herencia genética determinará nuestro estado general y con él sabremos si podemos vivir cien años en buenas condiciones.

La duda siempre se plantea cuando no sabemos cómo cuidarnos dado que los biomarcadores o moléculas que tienen una predisposición a desarrollarse no se pueden modificar si bien los telómeros puede predecir si vamos a vivir mucho y bien.

Los indicadores del envejecimiento son los telómeros que cuando las células se reproducen y llegan a su ciclo vital éstos se van acortando de manera irreversible. Cuando los telómeros son más largos, los pacientes son muy mayores y al revés; ante el acortamiento de aquellos, los mayores llegan a tener una corta esperanza de vida por mucho que quieran cuidarse.

En la conclusión se han encontrado que los telómeros tienen un componente genético de alrededor del sesenta por ciento y el resto influye el estilo de vida; si se fuma, bebe o se toman sustancias tóxicas que los acortan así como una mala alimentación, estrés, obesidad o bien vida sedentaria.

Este envejecimiento prematuro acelera el desarrollo de enfermedades crónicas y con ello el acortamiento de los telómeros si bien vivir en el campo, tener paz y una alimentación saludable puede hacernos centenarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí