La Covid-19 confirma su origen en el mercado de Wuhan

0
Vista de la ciudad china de Wuhan, imagen cortesía de South China Morning Post.

Investigadores de EEUU han confirmado el origen de la Covid-19 en el mercado chino de Wuhan, famosa por acoger al primer caso conocido de esta infección

Tras rastrear el inicio de la pandemia hasta el famoso mercado de Wuhan, ubicado en la provincia de Hubei, en China, el equipo internacional de investigadores de la Universidad de Arizona, en Estados Unidos, ha difundido sus hallazgos en dos de los artículos de este martes de la revista Science.

Un mercado que vendió animales y contagios

En la confirmación de los equipos internacionales de investigadores se concreta, más exactamente, que el origen probable de la pandemia de Covid-19 residió en los animales vivos vendidos en el mercado mayorista de marisco de Huanan, en Wuhan.

Bajo la dirección de Michael Worobey, experto en evolución de virus de la Universidad de Arizona, los autores involucrados en el trabajo prácticamente han eliminado del mapa culpable del origen de la pandemia los restantes escenarios alternativos sugeridos hasta ahora; y, de hecho, sus publicaciones han pasado bajo el rigor de una revisión por pares, de la que han salido más tarde con un análisis extra y unas conclusiones adicionales.

Según señalan los autores de sendos artículos divulgativos, la primera propagación del virus SARS-CoV-2 desde los animales a los humanos se produjo en dos diferentes eventos de transmisión, probablemente, ambos a finales de noviembre de 2019 y dentro del mercado de Huanan.

El primero de los estudios, dirigido por Worobey, director del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Arizona, y por Kristian Andersen, del Instituto de Investigación Scripps de San Diego (California), escudriñó las localizaciones de los primeros casos conocidos de Covid-19, y también las muestras de hisopos extraídas de superficies en varios lugares del mercado.

Así, el equipo pudo determinar la ubicación de buena parte de los 174 casos de Covid-19 identificados por la Organización Mundial de la Salud en ese mes, indicando que 155 de ellos estaban en Wuhan.

«Esto apoya la idea de que el mercado fue el epicentro de la epidemia», tradujo Worobey, explicando a continuación que los vendedores se infectaron primero y provocaron una cadena de infecciones entre los miembros de la comunidad en los círculos más cercanos, después. «En una ciudad que abarca más de 5.000 kilómetros cuadrados, la zona con mayor probabilidad de contener el hogar de alguien que tuvo uno de los primeros casos de Covid-19 en el mundo era un área de unas pocas calles, con el mercado de Huanan justo dentro de ella».

Una propagación repartida en dos dosis temporales

El otro trabajo, por su parte, se centró en las secuencias genómicas del SARS-CoV-2, tras recoger las correspondientes muestras de pacientes de Covid-19 durante las primeras semanas de la pandemia en China.

Un análisis de los datos genómicos del SARS-CoV-2 de los primeros casos, por cierto, que fue codirigido por Jonathan Pekar y Joel Wertheim, ambos de la sede de la Universidad de California en San Diego, así como por Marc Suchard, de la Universidad de California en Los Ángeles; un liderazgo que también compartieron con Andersen y Worobey.

Para las conclusiones de este segundo estudio, los investigadores determinaron que la pandemia probablemente surgió de al menos dos infecciones separadas de humanos de animales, pero en el mismo mercado, uno en noviembre de 2019 y el otro en diciembre del mismo año, quizá.

De esta forma, puede decirse que ambos trabajos investigativos aportan pruebas de que la Covid-19 se originó mediante saltos de animales a humanos en el mercado de Huanan, y así lo señalan sus autores, detallando que probablemente sucedió tras la transmisión a esos primeros animales a murciélagos, los cuales son siempre portadores de coronavirus en la naturaleza; otro escenario posible para que esta expansión se sucediera señala a las granjas de China.

Por todo ello, los científicos aconsejan que los científicos y los funcionarios públicos deberían tratar de comprender mejor el comercio de animales salvajes en el futuro, tanto en China como en otros lugares, a fin de promover la realización de pruebas más exhaustivas de los animales vivos que se venden en los mercados. ¿El objetivo de esta medida? Reducir el riesgo de futuras pandemias, lisa y llanamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí