¿Sabía que la demencia está vinculada a ciertas enfermedades de la tiroides? Eso afirma una reciente investigación científica sobre hipotiroidismo.

Según un estudio publicado en la edición online de la revista médica de la Academia Americana de Neurología, Neurology’, las personas mayores que sufren hipotiroidismo se exponen a un mayor riesgo de acabar desarrollando demencia, siendo esta amenaza aún más acuciante para quienes cuentan con una tiroidea en malas condiciones, tanto que requerían medicación de sustitución de dicha hormona.

Las enfermedades relacionadas con la tiroides conducen a una mayor probabilidad de demencia

Cabe recordar, antes que nada, que el hipotiroidismo es una enfermedad de la tiroides que aparece cuando la mencionada glándula no produce suficientes hormonas tiroideas, lo que al final acaba ralentizando el metabolismo.

Otra enfermedad típica que suele despertar en esta parte del cuerpo es el hipertiroidismo o tiroides hiperactiva, diagnosticada cuando se produce demasiadas hormonas tiroideas, con el consiguiente aumento de la actividad del metabolismo.

Una condición clínica entre cuyos síntomas médicos, en el primer caso del hipotiroidismo, figura el aumento de peso, la sensación de cansancio y una mayor sensibilidad al frío, mientras en la segunda opción del hipotiroidismo, en cambio, se produce nerviosismo o ansiedad, pérdida de peso involuntaria, y latidos cardíacos rápidos y/o irregulares.

Para Chien-Hsiang Weng, autor principal del ensayo y miembro de la Universidad de Brown, en Estados Unidos:

«En algunos casos los trastornos tiroideos se han asociado con síntomas de demencia que pueden ser reversibles con el tratamiento», si bien admite que se necesitan más estudios para confirmar estos hallazgos. Entre tanto, «la gente debe ser consciente de los problemas de tiroides como un posible factor de riesgo para la demencia y las terapias que podrían prevenir o frenar el deterioro cognitivo irreversible».

Una exposición a la demencia que varía según el hipotiroidismo o el hipertiroidismo

Durante la realización del trabajo, los investigadores examinaron los historiales médicos de 7.843 personas recién diagnosticadas de demencia y residentes en Taiwán, comparándolos con otro grupo de muestreo de dimensiones iguales, con una edad media de 75 años, y conformado por personas que no presentaban demencia.

En dicho careo pudieron observar, identificar y descartar cuál de los participantes tenía hipotiroidismo o sus antecedentes y cuáles padecían de hipertiroidismo. ¿El resultado? Un total de 133 para la primera y 102 personas para la segunda.

Ahora bien, hay que decir que los investigadores no encontraron ninguna evidencia que relacionara el hipertiroidismo con la demencia, aunque no ocurrió lo mismo con el hipotiroidismo, ya que el 0,9 por ciento de las personas con demencia, es decir, 68 en total, resultaron tener hipotiroidismo, frente a quienes padecían este problema de tiroides, pero no así ningún tipo de demencia, o sea, 34 de ellas o el 0,4 por ciento.

Glándula Tiroides

El panorama cambió perceptiblemente cuando añadieron a la balanza otros factores que ya habían probado poder afectar al riesgo de demencia, véase el sexo y la edad, la diabetes y la presión arterial alta; así, pudieron descubrir y constatar que los mayores de 65 años que mostraban hipotiroidismo tenían un 80 por ciento más de probabilidades de desarrollar demencia que las personas de la misma edad que no se adoloran de tal dificultad en la glándula mencionada.

Por su parte, los menores de 65 con antecedentes de hipotiroidismo se libraban de la asociación sobre el mayor riesgo de demencia. En cambio, las personas que tomaban medicación para el hipotiroidismo revelaron acumular tres veces más probabilidades de desarrollar una demencia a futuro que los participantes que no tomaban medicación. En opinión de Weng:

«Una explicación de esto podría ser que estas personas son más propensas a experimentar mayores síntomas de hipotiroidismo cuando el tratamiento era necesario».

Pese a todo lo expuesto, el experto es el primero en puntualizar en las líneas divulgativas del artículo publicado, que su estudio observacional no demuestra que el hipotiroidismo sea una causa de demencia, matizando que sólo muestra una asociación con dicha condición mental.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí