La Dirección General de Tráfico (DGT) distribuirá varios dispositivos en distintos puntos del país que ayudarán a conocer las adaptaciones que necesita este sector de la población para poder conducir. 

Cerca de 7.000 personas logran cada año obtener el permiso de conducir. Próximamente, tener una discapacidad grave no supondrá más dificultades para sentarse ante un volante gracias a que la DGT comprará cinco dispositivos para evaluar y facilitar que este colectivo pueda recuperar el carné de conducir o sacárselo por primera vez para tener autonomía cotidiana.

El pasado enero licitó la compra de cinco evaluadores que permitirán a estas personas conocer qué necesidades tienen para conducir. Está previsto que estos dispositivos estén en centros dependientes del Imserso (Instituto de Mayores y Servicios Sociales) a partir del próximo año.

 La DGT expidió el año pasado 6.993 permisos con códigos asociados que significan adaptaciones en vehículos, una cifra algo superior a la de 2022 (6.794), pero inferior a la de 2021 (7.185), que contabilizó el máximo de la última década.

Además, España tenía en 2023 un total de 25.280 vehículos adaptados para la movilidad de este sector de la población, cerca de 6.500 más que 10 años atrás, según datos oficiales de la DGT.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí