Menos obligaciones o casi ninguna, una jubilación próxima, amistades reales, ocio y bienestar es un pronóstico perfecto para tener una felicidad inconmensurable según un estudio de Harvard.

El cerebro da valor a los positivo y elimina lo negativo de un plumazo porque no merece la pena. Prioridad para la alegría y un importante nicho de sabiduría son lo que hace que tengamos relaciones sociales importantes y de calidad.

Respecto a los sexos, las mujeres son las que entienden mejor la importancia de mantener relaciones de calidad respecto a los hombres y por ello ellos permanecen en soledad en algunas actividades frente a ellas.

En el estudio se refleja que el dinero deja de ser importante porque no aumenta la felicidad para el ochenta por ciento de los mayores. Tener dinero suficiente para tener las necesidades básicas cubiertas es lo mejor que se puede tener. El capitalismo es bueno efectivamente para no aporta felicidad.

«Comprar experiencias no nos hace felices», añaden los mayores que han respondido en este estudio.

Robert Waldinger, para quien una buena vida es trabajar en las cosas que importan, estar conectado con gente que estimamos y estar involucrado en actividades significativas auguran mucha vida aún al estudio sobre la felicidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí