La obesidad «no conoce fronteras» en Europa, según la OMS

0

Dos tercios de los adultos de Europa y uno de cada tres niños tienen sobrepeso u obesidad, aproximadamente y según el nuevo y actualizado informe de la OMS.

El pasado martes la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó en rueda de prensa el ‘Informe Regional sobre la Obesidad 2022’, advirtiendo en su documento acerca del aumento de los niveles de obesidad en el continente, algo que entraña «graves riesgos para la salud».

La obesidad amenaza la salud de los europeos

Y es que el 59 por ciento de los adultos de Europa, casi dos tercios en total, tienen sobrepeso u obesidad; un dato que entre el colectivo de los más pequeños se traduce en 1 de cada 3 niños y niñas, es decir, un 29 y 27 por ciento, respectivamente. Son tasas in crescendo que auguran convertir a la obesidad en el principal riesgo de cáncer prevenible de Europa, por encima incluso del tabaquismo.

En opinión de la OMS, la obesidad se sitúa actualmente entre los principales determinantes de la muerte y la discapacidad, a nivel de toda Europa, causando 13 tipos diferentes de cáncer. En palabras exactas del informe, «es probable que la obesidad sea la responsable directa de al menos 200.000 nuevos casos de cáncer al año en toda Europa, cifra que aumentará aún más en los próximos años», añadiendo al respecto que «el sobrepeso y la obesidad son también el principal factor de riesgo de discapacidad, causante del 7 por ciento del total de años vividos con discapacidad».

Es por ello que el documento de la OMS hace énfasis en lo que le espera a los residentes europeos con esta enfermedad, subrayando que, de seguir así, la obesidad podría superar al tabaquismo como principal riesgo de cáncer prevenible, debido a su índice de prevalencia, el cual incrementa a ojos vista.

De hecho, tanto el sobrepeso como la obesidad son, actualmente, el cuarto factor de riesgo de muerte en Europa, solo detrás de la hipertensión arterial, los riesgos alimentarios y el tabaco, que ocupa el primer lugar.

«Para algunos países de Europa, se prevé que en las próximas décadas la obesidad superará al tabaquismo como principal factor de riesgo de cáncer prevenible», tal y como recoge el informe, el cual también advierte que la prevalencia de la obesidad entre los adultos que viven en Europa es mayor que en cualquier otra región con presencia de la OMS, superada únicamente por las regiones de América.

Hans Henri P. Kluge, director regional de la OMS para Europa, afirmó que «la obesidad no conoce fronteras». A su entender, «si creamos entornos más propicios, promovemos la inversión y la innovación en salud, y desarrollamos sistemas sanitarios fuertes y resistentes, podemos cambiar la trayectoria de la obesidad en Europa».

Entre los datos más recientes del informe se refleja que el sobrepeso y la obesidad son responsables de más de 1,3 millones de muertes al año en todo el mundo; unas cifras que además «pueden estar subestimadas», en opinión de la OMS, pues tanto la obesidad como el sobrepeso han alcanzado proporciones epidémicas en el viejo continente, donde tienden a ser más altas en los países con mayores ingresos, siendo además más prevalente entre los hombres que entre las mujeres, cuyos niveles se sitúan en 63 y 54 por ciento , respectivamente.

«Las desigualdades educativas están muy extendidas, y la prevalencia de la obesidad es mayor en las personas con menor nivel educativo», explican.

Una epidemia que se ha dejado influir también por la Covid-19

Según afirma el organismo sanitario de la ONU en su documento, la pandemia del virus corona ha influido negativamente en el problema de la obesidad, haciéndola «aún más acuciante». Tal y como resumió Kremlin Wickramsinghe, jefe interino de la Oficina Europea de la OMS para la Prevención y el Control de Enfermedades No Transmisibles:

«Los pacientes con obesidad son más propensos a sufrir complicaciones y a morir a causa del virus, y muchos de estos pacientes han sufrido interrupciones en el acceso a los servicios de tratamiento de la obesidad».

El documento sugiere, asimismo, que los meses de pandemia han significado también una mayor exposición «a los factores de riesgo de la obesidad, incluyendo un aumento del estilo de vida sedentario y del consumo de alimentos poco saludables».

«La obesidad está influenciada por el entorno, por lo que es importante contemplar este problema desde la perspectiva de cada etapa de la vida. Por ejemplo, la vida de los niños y los adolescentes se ve afectada por los entornos digitales, incluida la comercialización de alimentos y bebidas poco saludables».

Es por ello que el experto de la OMS no tardó en proponer una serie de medidas con las que atajar la obesidad. Entre ellas destacan la imposición de impuestos a las bebidas azucaradas, la restricción de la comercialización de alimentos poco saludables para los niños, así como la mejora de la respuesta del sistema sanitario para la gestión de la obesidad.

Una apuesta contra el sobrepeso que el informe de la OMS redondea subrayando la importancia de abrazar «la dieta y la actividad física a lo largo de la vida, incluyendo la atención previa a la concepción y el embarazo, la promoción de la lactancia materna, las intervenciones en las escuelas y para crear entornos que mejoren la accesibilidad y la asequibilidad de los alimentos saludables y las oportunidades para la actividad física».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí