Miel: la OCU enumera y puntúa las mejores

0

El origen de las mieles que se venden en España ha dado de qué hablar; tomando las dieciocho marcas más importantes, la OCU ha establecido un orden de calidad.

La miel se obtiene a través del néctar de las flores que las abejas recolectan al comer. Es todo un negocio, a decir verdad, hasta el punto de que la venta de esas mismas mieles se ha convertido en España en una auténtica maraña de engaños, denuncias legales, polémicas y baja calidad, arrastrando por los suelos la imagen comercial de made in Spain que realmente no se merece.

Aprenda a reconocer las mejores mieles que se comercializan en España

A pesar del etiquetado ‘origen España’, no son pocas las mieles que se comercializan en el país cuya procedencia geográfica ignoran los ciudadanos en realidad, aun cuando son los principales consumidores de dicho producto.

Ello responde en gran parte al «engaño masivo» al que los consumidores están sujetos por parte del mercado, un ardid que además les impide estar bien informados, según acusan los expertos desde el bando de usuarios y consumidores, vulnerando así lo prescrito en la ley.

Es por ello que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) tras realizar, en un reciente estudio, un análisis exhaustivo sobre las 18 marcas de mieles nacionales con mayor renombre, ha emitido, junto a la Coordinadora de Agricultores y Ganaderos (COAG) un listado de recomendaciones sobre las mieles, dirigidas al consumidor.

¿Con qué fin? Para ayudarles y enseñarles a identificar la calidad de una miel en general, y de las mieles vendidas en los supermercados, en particular, instándoles a hacerlo poniendo especial atención en ciertos factores claves, desde el color  de la miel que se vaya a adquirir, hasta la textura que presente, pasando por la información del etiquetado del propio producto.

En su estudio publicado, la OCU hace un análisis meticuloso y comparativo entre las 18 mieles, pertenecientes todos a la variedad milflores, las mismas que actualmente copan el mercado nacional, y se vende en supermercados y otros negocios.

A continuación les presentamos las mieles vendidas en España con mayor calificación de la OCU

La mejor valorada de la lista es ‘Auchan Selection’, marca blanca de miel que comercializa el supermercado ALCAMPO, una miel multifloral con dominio de la alcarria, a la que la organización otorga 88 puntos de apreciación. A ella le sigue ‘De nuestra tierra’, perteneciente a Carrefour, otra miel multifloral procedente esta vez de Galicia, que además se lleva 85 puntos de calificación. Un puntaje de 85 que, dicho sea de paso, también recibe ‘Eroski Seleqtia’.

A ese pódium de tres lo sigue ‘El apicultor’, miel de flores hecha en España que ha recibido un reconocimiento de 75 puntos, y ‘Maribel’, con exactamente la misma nota de 75. Y pisándoles los talones casi les alcanza ‘El Corte Inglés miel mil flores’, con 73.

Con exactamente 69 grados de evaluación se encuentran las mieles de ‘Granja San Francisco’, cien por ciento española, ‘La Caperucita’, y otro ‘Auchan’ del Alcampo, hecho de flores aunque no de mil flores. Y un poco rezagado se queda ‘Carrefour miel de flores’, con 67 de nota.

Para la caza de los resultados arriba expuestos, la OCU partió de la base de un análisis del polen omnipresente en las mieles, identificando a través de estos granos finos y casi microscópicos la flora del lugar donde viven y se alimentan las abejas, conociendo así y de paso tanto el país como la zona geográfica donde acaba obteniéndose la miel.

Por otra parte, cabe matizar que el color, el sabor y la textura de la miel dependen del tipo de planta donde las abejas hayan ido a recolectar, especialmente, e igual de influyente es la zona donde se ubiquen y crezcan estas plantas.

Claro ejemplo de ello es la miel obtenida a partir del néctar de las flores, la cual se origina a partir del néctar de las flores que las abejas recolectan, en primer lugar, para después pasar a procesarlas; pasando antes por su tubo digestivo y más adelante en los panales, lugar donde la miel madura al tanto que pierde agua, momento de deshidratación en el que  consigue su característica textura.

¿Por qué es relevante que las mieles indiquen el país de origen?

Más allá de para saber de qué se han alimentado las abejas y, por ende, qué acabará de forma indirecta en el organismo de quien ingiera la miel, saber de dónde procede esta sustancia al comprarla es, sencillamente, cuestión  de ley.

La normativa salió este mismo 2021 y desde entonces es obligatorio que todas las mieles plasmen en su etiqueta su procedencia geográfica, de modo que el consumidor pueda escoger entre la amplia ensalada de mieles del mercado, eligiendo orígenes nativos y nacionales, o procedencia europea, ucraniana, china o de América del Sur.

Del análisis de la OCU se percibe que la calidad más alta de entre todas las mieles vendidas en el país se localizan en aquellas que son cien por ciento nacionales, un componente que hace a estas mieles las más caras del mercado.

Un precio que viene respaldado principalmente por su «Denominación de Origen», también llamado «Indicación Geográfica Protegida». Es lo que les ocurre, de hecho, a las mieles de la Alcarria, Granada, Villuercas, Galicia y Tenerife.

Otro de los factores que la entidad ha tenido en cuenta a la hora de valorar todas estas mieles fue la frescura, llegando a detectar que siete de las dieciocho marcas estudiadas carecían precisamente de eso, de frescura. Una carencia que hace pensar que o bien se trata de mieles viejas, o bien se las ha calentado anteriormente para que continúen en estado líquido.

Sea cual sea la razón, la falta de frescura juega realmente en contra de tales marcas, porque aun cuando se obtengan de productos cien por cien naturales, pueden llegar a perder sabor.

La importancia de fijarse en el etiquetado de las mieles

En lo que refiere a la información plasmada en el etiquetado, la OCU considera que los supermercados venden mieles buenas y muy buenas con equilibrada calidad, notables sobre todo cuando se hace balanza con los precios en los que se oferta.

Es por ello que la entidad ha reservado toda una categoría especial a las mieles que considera merecedoras de este acierto, la denominada ‘Compra Maestra’, donde únicamente ha incluido a la miel Mil Flores, perteneciente a El Corte Inglés. ¿Y por qué a esta, precisamente? Porque es cien por ciento española y, a pesar de ello, tan solo cuesta 3,35 euros el bote de 500 gramos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí