La ola de calor se cobra más de 500 muertes en España, según Sanidad

0
Ola de calor, imagen cortesía Unsplash.

El Ministerio que dirige Carolina Darias atribuye a las altas temperaturas de la ola de calor más de 500 muertes en todo el país durante la última semana.

El Ministerio de Sanidad, o más bien su dependiente Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), estima que durante la semana del 10 al 16 de julio se han producido 510 muertes en todo el territorio nacional, fallecimientos atribuibles a las altas temperaturas de la actual ola de calor, que estos días promete ir a dar un pequeño respiro al país.

Así lo recogen los últimos datos estadísticos del MoMo, la Monitorización de la mortalidad diaria, donde se concreta que el sábado 16 se alcanzó el pico máximo de fallecidos por exceso de temperatura de esta ola de calor, con 150 decesos estimados en un día. Una tasa de mortalidad que deja en segundo plano los contabilizados el viernes 15, considerado hasta ahora el día más cáustico de la ola de calor, con 123 defunciones a la espalda.

A nivel detallado y según las estimaciones del ISCIII, durante el pasado domingo 10 de julio, la primera jornada de la ola de calor, por cierto, se produjeron 15 muertes atribuibles a las altas y excesivas temperaturas; un recuento que ha ido en escala, dicho sea de paso, con 28 fallecimientos registrados el lunes 11; 41 casos el martes 12; 60 el miércoles 13; y 93 el jueves 14, fecha en la que se alcanzaron los 45 grados en algunas zonas.

Cabe matizar, ahora bien, que las cifras con las que trabaja el sistema MoMo son más bien estimaciones estadísticas de excesos de mortalidad basados en un día determinado, para lo cual el ISCIII compara series históricas. Al respecto, los especialistas de este índice de medición explican que su sistema:

«Calcula e infiere valores relativos a todas las causas y atribuibles a temperatura, no números exactos de defunciones. Es decir, las cifras que se ven en el Panel MoMo no son personas fallecidas (no es un registro de defunciones), sino el resultado del cálculo estadístico en forma de estimación».

De todo ello se deduce, por tanto, que «no es correcto decir que esta ola de calor ha causado X muertes de personas». Una explicación que Carolina Darias, ministra de Sanidad, ha completado en sus declaraciones de este lunes, concretando que el dato de muertes atribuibles a la ola de calor es más bien una «estimación», y no «registros de defunción que darían la causa concreta de la muerte».

De igual forma, Darias ha instado a los ciudadanos a «seguir las recomendaciones sanitarias» ante el calor, «evitando esfuerzos» para protegerse mejor de las altas temperaturas, tratándose especialmente de niños, mayores, enfermos y demás grupos vulnerables, apostillando que hace «una llamada a seguir protegiéndonos de esta intensa ola de calor».

¿Cómo protegerse frente a la ola de calor?

Y es que el calor excesivo «puede alterar nuestras funciones vitales cuando el organismo es incapaz de compensar las variaciones de temperatura corporal», tal y como recordaron en su día desde Salud Pública. Amén, claro está, de descargar diversos problemas de salud incentivados por la ola de calor, desde deshidratación y calambres, por ejemplo, hasta golpes de calor e insolación, sin ir más lejos; los cuales además pueden generar problemas multiorgánicos como compulsiones e inestabilidad al caminar o, peor, el coma.

Es importante beber mucho agua y líquidos y hacerlo con frecuencia, haya o no sed, independientemente además de la actividad física que se realice. Para esta continua consumición de líquidos, cabe aclarar que se deben evitar las bebidas muy azucaradas, con alcohol o cafeína, pues son las primeras en favorecer la deshidratación.

Otra recomendación contra la ola de calor consiste en apostar más por las comidas ligeras, ya sean ensaladas o verduras, frutas o zumos, y aquellas «que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor».

En su ya activado Plan Nacional de Actuaciones preventivas Por las altas temperaturas de la ola de calor, Sanidad también ha recomendado reducir la actividad física bajo el sol, permanecer el mayor tiempo posible en lugares frescos, bien a la sombra o bajo techos climatizados, sin olvidar refrescarse de cuando en cuando y evitar realizar deportes al aire libre durante las horas centrales del día.

Con las mismas, tampoco está de más usar ropa ligera y holgada, aquellas que permiten transpirar; ni se debe perder de vista la importancia de consultar al «profesional sanitario ante síntomas que se prolonguen más de una hora y que puedan estar relacionados con las altas temperaturas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí