El Hospital Universitario La Paz, perteneciente a la red sanitaria pública de la Comunidad de Madrid y referente en trasplantes infantiles en España, ha elaborado una guía innovadora destinada a niños trasplantados y sus familias, en colaboración con la Fundación MAPFRE y la Asociación Española de Pediatría (AEP). La publicación recoge los hallazgos de un estudio de investigación, financiado por ambas entidades, que se centra en el análisis de los beneficios psicosociales de tener mascotas en hogares de niños trasplantados, al tiempo que destaca los riesgos potenciales de infecciones zoonóticas asociadas.

Dicha investigación tiene el objetivo de garantizar un entorno seguro y saludable para los niños inmunocomprometidos por ser trasplantados, recibir quimioterapia o tener enfermedades del sistema inmune, que convivan o quieran convivir con mascotas, a partir de la colaboración entre diversas disciplinas de la salud y la concienciación social. En este marco, se han elaborado varios materiales que ayudarán al niño y a cualquier persona con una enfermedad que afecte a su sistema inmunológico para su convivencia más segura con mascotas.

La guía explica qué son las zoonosis, infecciones trasmitidas por animales, y recoge consejos a la hora de decidir tener una mascota y recomendaciones concretas sobre la alimentación, la limpieza, el juego o las visitas al veterinario. En un decálogo fácil de comprender se recuerdan aspectos básicos de la convivencia como la higiene, la enfermedad, las salidas al campo o los viajes.

Se ha desarrollado también una aplicación web, kids&Pets, que es fruto de la colaboración entre pediatras especialistas en enfermedades infecciosas que tratan niños inmunodeprimidos en el Hospital La Paz, veterinarios del Centro de Investigación en Sanidad Animal del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria, neuropsicólogos y diseñadores gráficos.

Su objetivo es conseguir una convivencia segura a través de la información y educación en el cuidado de mascotas y en la prevención de infecciones. De forma interactiva los niños podrán consultar la información gráfica y lúdica, organizar y programar los cuidados, establecer alertas y notificaciones, programar revisiones y acceder a información basada en la evidencia.

La iniciativa incluye el desarrollo de otros materiales divulgativos, como Sara y Pom. Historia de una amistad, un cuento en el que se explica de forma sencilla y adaptada a un público infantil, cómo estos niños deben relacionarse con sus animales de compañía, para garantizar una convivencia segura y feliz.

Beneficios y riesgos

El número de trasplantes pediátricos y sus tasas de supervivencia han aumentado considerablemente en las últimas décadas y han cambiado el enfoque de la supervivencia a corto plazo, las secuelas a largo plazo y la calidad de vida. Igualmente se ha visto incrementado el número de niños que reciben quimioterapia o tratamientos inmunosupresores, así como la supervivencia de niños con enfermedades del sistema inmune. Tener una mascota o estar en contacto con animales se ha asociado con beneficios para la salud física, mental y social de estos niños porque reducen la soledad, la ansiedad y la depresión, aumentan el ejercicio y promueven un estilo de vida saludable, con el potencial de aumentar la supervivencia en la población general.

Estos pacientes son particularmente vulnerables a las infecciones, aunque muchas familias y la mayoría de los profesionales de la salud no están al tanto de los riesgos potenciales, existiendo una falta de recomendaciones para gestionar el equilibrio entre riesgos y beneficios.

Consultadas 284 familias y 500 veterinarios

La pediatra Ana Méndez Echevarría, coordinadora del área de Pediatría e Inmunodeficiencias del Servicio de Pediatría Hospitalaria, Enfermedades Infecciosas y Tropicales de La Paz y miembro del Grupo de investigación Patología Infecciosa Respiratoria, Sistémica y Neurológica en la Infancia y Respuesta Inmunológica del Huésped de IdiPAZ, consiguió la Beca Ignacio H. Larramendi 2021 gracias a la cual lidera esta investigación que ha involucrado a 284 familias de niños trasplantados o con inmunodeficiencia, así como a más de 500 veterinarios.

Los resultados revelan que el 46% de las familias encuestadas tiene mascotas después del trasplante, siendo perros y gatos las más comunes, seguidas por aves, reptiles y mascotas exóticas.

Resulta fundamental concienciar sobre la importancia de la desparasitación, las visitas regulares al veterinario y la actualización de las vacunas, ya que el 37% de estas mascotas no se desparasitaban o lo hacían menos de tres veces al año. En el 21% de los casos, solo se realizaba una visita o menos al veterinario en un año, y el 6% de las mascotas no estaban al día con las vacunas.

Se ha elaborado material formativo para pacientes que está traducido a varios idiomas y disponible a través de Transplantchild, la Red Europea de Referencia para Trasplantes Infantiles liderada por La Paz, y se ha publicado una guía para profesionales en la prestigiosa revista Trasplantation, revista oficial de la International Transplantation Society. La iniciativa destaca la importancia de adoptar un enfoque One Health (Una sola Salud) al evaluar la relación entre pacientes trasplantados, sus mascotas y el entorno, abogando por la colaboración entre profesionales de la salud, veterinarios y expertos en salud ambiental.

FUENTE: CAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí